Julio Vargas Yegros: "El programa ‘Esmeralda’ nos permite la seguridad del agua en amplia región del oeste"

La serie de perforaciones a grandes profundidades –más de 300 metros en algunos casos- que el gobierno ejecutó en varias localidades del extremo oeste provincial a través del denominado programa "Esmeralda", a tres años de su puesta en marcha permite que centenares de familias dispongan de agua para el consumo durante todo el año.
Y es justamente en épocas como las actuales, donde la falta de lluvias ya lleva unos ocho meses, que este exitoso plan diseñado por el Servicio Provincial de Agua Potable cobra la real dimensión en su importancia.

Centros de potabilización

Sobre el particular, el administrador del SPAP, Julio César Vargas Yegros, indicó que en el "oeste provincial desde el punto de vista de los centros de potabilización nos mantenemos bien dado el optimo abastecimiento de agua a través de los pozos ejecutados en el marco del programa "Esmeralda", que fueron justamente las perforaciones a grandes profundidades para obtener el vital líquido en cantidad y calidad suficiente para cubrir las demandas de varias comunidades.

Reveló que "desde que habilitamos estos pozos hace tres años, se mantienen sin inconvenientes el funcionamiento de todos ellos", los cuales se encuentran en María Cristina, Lote Ocho, General Mosconi, El Potrillo, El Quebracho, Pozo de Maza.

Población

Indicó que en el caso de Ingeniero Juárez, que es la población más importante de aquella zona, "depende por una parte del agua superficial que se transporta desde el río Bermejo por el canal Santa Rita hasta su planta potabilizadora, sistema que se encuentra operable; aunque también se abastece de perforaciones, las cuales estamos por aumentar.

La idea es robustecer el aporte con agua subterránea, de tal manera que este sistema mixto satisfaga la demanda que es creciente, con lo cual le damos sustentabilidad al servicio".

En la ciudad capital

Respecto a las tareas que se ejecutan en esta ciudad, de cara a lo que será una nueva temporada estival de altas temperaturas y donde la demanda del agua se incrementa, explicó Vargas Yegros que se progresa desde diferentes frentes de trabajo. Uno de ellos es el acueducto que traspondrá el riacho Formosa y vinculará con el servicio a populosos sectores de la ciudad.

Los otros tres sectores que conforman estos frentes de labores son los centros de distribución de los barrios Guadalupe, 2 de Abril y Cono Sur, de manera tal que a fin de año y de manera secuencial los mismos puedan ir terminándose y siendo conectados –los dos primeros serían en diciembre y el ultimo durante el primer trimestre de 2010- a todo el sistema de la nueva planta.

Programa de perforaciones profundas

Anticipó que "continuaremos con el programa de perforaciones profundas, y en este sentido trabajamos y nos encontramos próximos a cumplir con los primeros ensayos en la comunidad de San Martín", en directa referencia a esta población distante a unos 15 a 20 kilómetros de El Potrillo.

Vargas Yegros señaló asimismo que "también estamos trabajando para cumplir con el compromiso de gobierno a la localidad de La Rinconada, avanzando en un 50% del acueducto que traerá agua desde Vaca Perdida a aquella comunidad en una distancia de unos ocho kilómetros, para lo cual se disponen recursos del ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento)".

Obras de sustentabilidad

Para el administrador del SPAP, esta serie de obras "no hacen más que ratificar la fuerte decisión política del gobierno provincial en robustecer todo este proceso y darle sustentabilidad al servicio de provisión de agua potable en todo el oeste", que es justamente una zona que por sus características climatológicas ha padecido cíclicamente un déficit de lluvias.

Comentá la nota