Julio Sotelo respalda el adelantamiento de las elecciones.

El adelantamiento de las elecciones nacionales y provinciales para el 18 de junio suma apoyos entre la dirigencia justicialista chaqueña, fundados en la necesidad de apuntalar la gobernabilidad del país frente al agravamiento de la crisis internacional y sus secuelas en Argentina.
Este es el sentido del apoyo a la medida planteado ayer por Julio René Sotelo, actual vicepresidente del Nuevo Banco del Chaco.

“Coincido en lo sustancial con el gobierno provincial y el nacional respecto de pedir el anticipo de las elecciones: estamos en un país en crisis, una economía mundial y nacional golpeada; que va a ser más profunda de la esperada, que va a tender a agravarse a fin de año. Lo mejor que se puede hacer es convocar las elecciones lo antes posible, que se clarifiquen las posiciones políticas”, señaló ayer.

En declaraciones a FM Universidad, el ex legislador provincial y candidato a gobernador subrayó que la decisión política tomada aportará a la conducción del país en la crisis, sea cual fuese el resultado de las elecciones legislativas de este año.

“Si el gobierno fuese ratificado o se vote una alternativa de pensamiento distinto, habrá que acordar con las nuevas mayorías cómo enfrentar la crisis; pero esta historia hay que terminarla rápido y lo peor que podamos hacer en tiempos de crisis es no dar soluciones, evadirlas o dilatarlas. Me parece una decisión política espectacular, que además va a dar al gobierno certeza y gobernabilidad en lo que resta de su mandato”, planteó.

El dirigente explicó que lo que solicitan tanto el Poder Ejecutivo provincial como el nacional es el adelantamiento por parte de las legislaturas a sus facultades propias de fijar un cronograma electoral, pero por única vez fuera de los términos establecidos legalmente.

Señaló que la justificación que comparten tiene el argumento principal de la economía de acciones, de modo de evitar la duplicidad de fechas y gastos, lo que “significa evitar, en momentos de crisis como éstos, un dispendio económico, de trabajo y de lucha permanente. Todos sabíamos el año electoral que nos estaba esperando, tan largo para las elecciones de octubre”, señaló.

Anotó al respecto su coincidencia con las declaraciones del presidente del Cones, Francisco Lobera, en las que marcó la dificultad de avanzar en un acuerdo político como el que se pretende para complementar el pacto social convocado por el gobernador Capitanich.

Comentá la nota