Julio Peralta quiere más gente trabajando en el Gobierno provincial.

El director por los activos en el IPAUSS, Julio Peralta, anticipó que en marzo, cuando concluya el receso legislativo, presentará un pedido de juicio político contra la gobernadora Fabiana Ríos porque entiende que ha incumplido con las incorporaciones previstas en las leyes del Megapase I y II. Sostuvo que no hay ninguna voluntad política de discutir la reinserción laboral de los trabajadores y consideró que se les debe dar el alta y se les debe asignar funciones a un total de 800 agentes. Peralta además dijo que el Gobierno todavía tiene trabajadores en negro y que por ello está analizando realizar las denuncias que correspondan.
El director por los activos en el IPAUSS, Julio Peralta, no descartó presentar un pedido de juicio político a la gobernadora Fabiana Ríos ante lo que entiende es un incumplimiento de las leyes de Megapase por la no incorporación de trabajadores estatales a la planta permanente del Gobierno provincial.

Peralta anticipó dichas acciones luego de conocerse la decisión del Ejecutivo provincial de no requerir más la contraprestación de servicios por parte de los beneficiarios del Programa de Entrenamiento Laboral (PEL) y en su intentar reasentarlos en la faz privada. En este sentido, el Gobierno pagaría a las empresas 700 pesos durante seis meses por agente de plan que decidan incorporar a la faz privada.

Peralta dijo que fueron canceladas las designaciones de personal que debía ser ingresado en las leyes de Megapase y por tal motivo no descartó iniciar denuncias penales y hasta un pedido de juicio político a Ríos por presunto incumplimiento de las leyes provinciales 661 y 668.

El director del IPAUSS consideró que "acá no hay ninguna voluntad política de discutir la reinserción laboral de los trabajadores" y consideró que se les "debe dar el alta a los trabajadores y se les deben asignar funciones porque en total son más de 800 ahora".

Consideró que tras una reunión mantenida entre autoridades del Ministerio de Trabajo, la CTA y los trabajadores de los planes, no quedaron claras en el acta las cuestiones que se discutieron. "Surge la picardía política por parte del Poder Ejecutivo inclusive del mismo dirigente de la CTA, en donde no figura en el acta el desarrollo de lo que abordaron durante la discusión", sostuvo Peralta a Radio Nacional.

Dicha circunstancia motivó que "estemos viendo si resolvemos en primera instancia la situación de los trabajadores que cobren y que tengan contraprestación" y "paralelamente a esto preparando lo que puede ser un nuevo juicio político contra la gobernadora que podría ser en marzo que es cuando termina el receso en la Legislatura".

Recordando el pasado

Por otra parte, Peralta dijo que estuvo revisando la versión taquigráfica de la Legislatura de cuando se sancionó la ley 661 y 668 y los legisladores propinantes como el legislador Manuel Raimbault y José Martínez "manifestaban que no debían existir trabajadores en negro".

Por tal razón, el director del IPAUSS dijo que "seguimos teniendo trabajadores en negro, por lo tanto estoy analizando entre otras cosas las denuncias que correspondan", dado que hay "trabajadores que cumplen la misma actividad que un trabajador de planta, no tienen los aportes y contribuciones, como corresponden, y no están ingresado en ningún sistema de seguridad; y son trabajadores que están encubiertos de una manera irregular", enfatizó ayer en FM del Sur.

Comentá la nota