Julio Pechín opinó que hay demasiadas líneas en la UCR

(General Pico) - "La renuncia de Juan Carlos Passo al radicalismo oxigena al partido", aseguró ayer el dirigente Julio Pechín, al analizar la decisión del último candidato a intendente por la UCR, que semanas atrás se alejó de esa fuerza política para conformar una junta vecinal.
Para Pechín, el ciclo de Passo en la conducción local estaba agotado. "Ya no hay excusas", agregó en relación a los simpatizantes que decían no participar de la vida institucional del radicalismo piquense por no estar de acuerdo con el estilo político de Passo.

Julio Pechín dejó también otras definiciones relacionadas a la vida interna de la UCR y aseguró que el escenario del 2011 significa una "oportunidad histórica" para arrebatarle al justicialismo la gobernación. "Estamos ante un panorama muy alentador para la oposición y si todas las fuerzas que integran en Frepam dejan de lados cuestiones personales, podemos ganar la elección", afirmó Pechín.

El dirigente local fue crítico con su propio partido. Aseguró que el radicalismo tiene "demasiados colores", en alusión a cada línea interna del radicalismo que se identifica con un color. Además detalló que la situación se complica más, ya que adentro de "cada color hay subcolores y tonalidades", en referencia a la diversidad de opiniones que existe en un propio sector interno.

"Debemos ser inteligentes y trabajar en base a un proyecto en común que termine con años de gobiernos justicialistas, que no han aplicado un desarrollo sustentable para La Pampa", dijo Pechín. Para el piquense, la provincia ha perdido capital humano, falta mano de obra calificada y la calidad educacional está en una pendiente.

"Nos falta un proyecto de provincia, ya que el oficialismo basa su gestión únicamente en la obra pública y el empleo público, dos actividades que no alcanzan para que crezca La Pampa en su conjunto", agregó Pechín.

Dos para ganar.

Aunque las pulseadas por las candidaturas provinciales aún asoman prematuras, Pechín señaló que el senador nacional Juan Carlos Marino y el intendente santarroseño, Francisco Torroba aparecen como "candidatos naturales" para encabezar una fórmula para disputar la gobernación.

"En Pico tenemos una tarea ardua por delante y debemos llevar un mensaje claro a la sociedad si queremos disputar la intendencia con posibilidades", agregó. Para Pechín, la "falta de trabajo" y la "inseguridad" son dos de los temas más preocupantes en la ciudad y auguró que a mediano plazo podría haber serios problemas sociales, por la cantidad de gente que está sin empleo.

Pechín dijo que el trabajo en el Comité local es "excelente", con reuniones en conjunto entre la conducción y la juventud. "Los últimos encuentros políticos han sido muy reconfortantes y demuestran que se puede trabajar en conjunto, más allá de algunas diferencias que siempre existen", dijo el piquense.

Comentá la nota