En julio arranca la Policía Tributaria. Con 30 inspectores, buscan recaudar $ 1 millón por mes

El Municipio pondrá a un cuerpo de fiscalizadores en las calles para elevar la recaudación en un 10 por ciento. Con esos fondos apuntarán a reducir la abultada deuda con constructoras y proveedores.

Desde el 1º de julio, el gobierno municipal pondrá en las calles a 30 inspectores de la Policía Tributaria, una nueva área que tendrá la función de elevar al menos un 10 por ciento la recaudación impositiva. Así, la Secretaría de Economía espera no sólo desterrar definitivamente el déficit permanente que viene sufriendo desde el segundo trimestre del año pasado sino, además, comenzar a reducir la deuda que mantiene con las empresas constructoras y los proveedores.

El proyecto, que ingresó en los últimos días al Concejo Deliberante, establece que la Policía Tributaria deberá encargarse de gestionar el cobro de los impuestos municipales desde que vence el cedulón hasta el paso previo a la denuncia judicial.

El objetivo del gobierno municipal, según detalló Guillermo Mana, secretario de Economía, es generar una recaudación de, al menos, 1 millón de pesos mensuales.

Con esos fondos, el Ejecutivo iría bajando el nivel de deuda, que está en 10 millones de pesos con las constructoras y en unos 6 millones con los proveedores. Además, hay que sumar los mayores costos de Gamsur, que todavía están en discusión.

Uno de los nichos a los que apuntará la Policía Tributaria es a las empresas que son grandes contribuyentes. El mes pasado, ese rubro le aportó al Estado 1.600.000 pesos más de lo previsto, lo que significó un alivio para la castigada caja municipal.

Pero, además, según Mana, los inspectores recorrerán los comercios, determinarán si los edificios y las viviendas están pagando correctamente y harán operativos conjuntos con el Edecom por el pago de Patentes.

"Nos estamos preparando para arrancar el 1º de julio. Desde ese día, la Policía Tributaria se tiene que notar en las calles porque eso va a significar que estamos trabajando bien. Vamos a visitar comercios, vecinos y empresas", dijo Mana.

El nuevo cuerpo de inspectores estará dividido en tres subdirecciones: fiscalización, recaudación y logística y análisis de datos.

Por el momento, el gobierno prevé que los inspectores salgan de la planta permanente de la Municipal. Sin embargo, no se descarta que pueda haber nuevas contrataciones.

¿Por qué una Policía Tributaria? Mana señaló que, si bien el recorte del 30 por ciento en los gastos está dando resultados, no le alcanza al Municipio para salir a flote. Como máximo, Economía podrá frenar el crecimiento constante de la deuda pero no estará en condiciones de reducir el pasivo.

"En estos meses, hemos logrado cambiar la tendencia y, de poco, vamos consolidando un equilibrio de caja que, en el próximo semestre, debería complementarse con la readecuación de la deuda que tiene la Municipalidad. Hoy, podemos controlar la caja mensual pero no podemos cumplir con la deuda que arrastramos. Entonces, es indispensable que equilibremos la caja y, además, tengamos algún dinero extra para reducir el pasivo. Esperamos concretarlo en el segundo semestre", dijo Mana.

Lo que necesita el Municipio es una recaudación adicional. Y, como mínimo, quienes están preparando la nueva área de recaudación fijan el monto en 1 millón de pesos.

"Hay experiencias en otras ciudades que nos dicen que se puede estar pensando en incrementar los ingresos en un 10 por ciento", indicó Mana.

Una noticia que levantó el ánimo en el Municipio fue el fallo que emitió la Corte Suprema de Justicia y que le permitirá al Estado local cobrarles a las empresas de extraña jurisdicción que comercian sus productos en Río Cuarto.

Según la Corte, esas causas deben volver de la Justicia Federal a la Provincial, donde el Municipio ha ganado todos los juicios.

Incentivos para empleados

Cuando se ponga en marcha la nueva Policía Tributaria, los empleados tendrán un sistema de incentivo para aumentar sus sueldos. Cobrarán más si logran aumentar la recaudación.

Entre el 9 y el 12 por ciento de los ingresos adicionales que consiga la Policía

Tributaria, será distribuido entre los empleados. Así, quienes están diseñando la nueva área, apuntan a que los inspectores tengan un incentivo para mejorar la recaudación.

Comentá la nota