Jujuy: En los últimos tres años el Consejo de la Microempresa entregó más de 5 millones de pesos

Juan Gilberto Ljungberg: "como los recursos son limitados, tenemos ya previsto para el año que viene desarrollar acciones tendientes a lograr otras fuentes de fondeo, fuera de las que tenemos por ley"
Nuestro medio entrevistó en forma exclusiva al ex ministro de economía de la provincia, Juan Gilberto Ljungberg, quien se refirió al trabajo realizado en el Consejo de la Microempresa, destacando que la fuerte demanda de los pequeños emprendedores haría necesario buscar fondos adicionales, más allá de los disponibles desde el Estado. Explicó además el funcionamiento de esta entidad, que ya ha otorgado 714 créditos desde su constitución, en el año 1990.

Los mismos constituyen más de 10 millones de pesos, y la actividad de la entidad viene en franco ascenso, aprobando 64 en 2007, 73 en 2008 y 56 en lo que va de 2009.

Asimismo el letrado expresó que el directorio aprobó un proyecto para modificar las leyes que constituyeron el organismo, el cual se encuentra en la comisión de Economía de la legislatura provincial y podría obtener despacho favorable para las próximas sesiones.

Ljungberg manifestó que "el Consejo de la Microempresa es una entidad del Estado Provincial, que ha sido creada hace casi 20 años, y que su directorio se integra por tres diputados en representación del Poder Legislativo, tres representantes del Poder Ejecutivo, un representante de la Cámara Pyme y un representante de la UNJu. Desde julio del 2007 yo integro ese directorio, en representación de la Universidad de Jujuy".

A esto agregó que "este ha sido un instrumento que creemos importante, a mí me tocó poner en marcha esta ley, luego hubo una etapa en que declinó bastante la operatoria y en los últimos 5 años ha vuelto a retomar un volumen interesante".

Esta entidad "tiene básicamente dos operatorias, una destinada al apoyo de microemprendedores, que es la original, que atiende a microemprendedores de toda la provincia con una línea de crédito de hasta 40.000 pesos, que se extiende hasta 60.000 en el caso de proyectos de infraestructura turística, con plazos de pago de hasta 5 años y con hasta un año de gracia para el pago del capital. Tiene una tasa promocional muy baja, hoy una tasa negativa del 8% anual, que es inferior a la tasa de inflación, lo cual representa una fuente de financiación muy importante para el microemprendedor, que le permite un apalancamiento financiero que repercute favorablemente en el proyecto, y cuya accesibilidad no es tan complicada como la de los sistemas financieros".

En cuanto a la otra operatoria, "que se llama ‘Microsol’, tiene diez años de vigencia y es una línea de montos más pequeños, que va escalando desde 500 hasta 3.000 pesos, para pequeños grupos solidarios. Tiene un sistema de garantía solidaria entre los integrantes del grupo, al estilo del tipo de créditos que en el año ’98 se hiciera famoso con el premio Nóbel a Mohammed Janus, que hizo en Bangladesh el ‘Grameen’, que se conoce como ‘Banco de los Pobres’".

En este sentido, "se constituyen grupos de 4 o 5 personas, que pueden ser de actividades totalmente distintas, toman estos montos pequeños de crédito cada uno, que lo deben devolver en pagos semanales en tres meses. Este es un crédito que tiene una tasa de un poco más del 3% mensual, que si bien es cierto es una tasa más cara que la de la otra línea, llega al 40% de tasa efectiva anual, que es sustancialmente menor a la que se ofrece en todos los otros sistemas de crédito que conocemos acá en la provincia: hay muchas ONG que tienen este sistema de créditos, que fácilmente supera en un 50% y hasta un 100% el costo que tiene el Consejo de la Microempresa".

La idea con este tipo de créditos, "es para arrancar en esta operatoria, generalmente comercial o algunos servicios, y, una vez que adquieran un determinado volumen, pudieran armar un proyecto de negocio más complejo y ser asistidos por la otra línea de microempresas, que es con una tasa menor".

En lo que hace a la actividad actual del Consejo, "hoy tiene alrededor de 600 créditos dados en su historia, se han incrementado en los últimos años, y hoy se está manejando una cartera de colocación de alrededor de 4 millones de pesos anuales, que es el presupuesto que hemos presentado para el año que viene. Por primera vez se va a mostrar en el presupuesto de la provincia, cosa que hasta ahora nunca se había hecho, y los fondos para este Consejo son con el 2,5% de la recaudación de ingresos brutos de la provincia y con el recupero de la cobranza de los créditos, del capital prestado más los intereses".

Al respecto, "esto da una masa prestable que para el año que viene la hemos estimado en 8 millones de pesos, o sea que puede haber un volumen importante de créditos, y la política de los últimos 2 o 3 años ha sido claramente de hacer una discriminación positiva hacia el interior de la provincia. Es de aproximadamente un 60% de créditos hacia el interior y un 40% a la capital, porque creemos que esto tiene que ser un instrumento del Estado para promover la actividad económica en el interior. Fundamentalmente atiende a los procesos de transformación productiva".

Cabe destacar que "en el caso de ‘Microsol’ tenemos una excelente recuperación, la tasa de morosidad es muy baja, debe ser del 1,5%. En los créditos de la microempresa la situación no es tan buena, pero hemos emprendido un proceso de recuperación de la cartera, que está dando buenos resultados, y que esperamos consolidarla en los próximos años".

Continuó afirmando que "tenemos un mecanismo de colaboración con la Facultad de Ciencias Económicas, para hacer un seguimiento de todos los 600 créditos que se han dado, y para hacer un estudio de cuál ha sido la evolución de esos emprendimientos. A partir de ese diagnóstico, podremos desarrollar nuevas políticas de apoyo desde el Consejo y con la Universidad, para que la Universidad también tenga un contacto directo con la realidad, y que sus docentes y estudiantes puedan prestar su apoyo técnico".

Relativo a la demanda por estos créditos, "hay una gran demanda, yo creo que hay un potencial muy grande pero, como los recursos son limitados, tenemos ya previsto para el año que viene desarrollar acciones tendientes a lograr otras fuentes de fondeo, fuera de las que tenemos por ley".

Comentá la nota