Jujuy registra 809 Casos de dengue

Autoridades sanitarias de nuestra provincia reportaron que son 809 los casos de dengue registrados en la provincia en lo que va del año 2009.

Así, sobre el tema el ministro de Salud de Jujuy, Víctor Urbani, dijo que "a la fecha se detectaron 809 casos de dengue (en la provincia), de los cuales 718 son autóctonos y 91 son importados, es decir, de otro país o de otra provincia".

El funcionario sostuvo que los departamentos más afectados son Ledesma, donde se reportaron 451 casos, y San Pedro, donde se notificaron 237 personas con la enfermedad. Además, el ministro de Salud precisó que en la capital provincial "sólo hay 14 casos". Por su parte el director de Epidemiología de la cartera sanitaria provincial, Carlos Ripoll, sostuvo que "todavía no vemos que la temperatura ayude, porque tenemos que tener temperatura baja sostenida y no la tenemos. Hay que tener menos de 17 grados para que el virus deje de reproducirse en los mosquitos", dijo Así, autoridades provinciales y municipales solicitan a la población en general seguir tomando todos los recaudos para evitar la proliferación del dengue y evitar más casos de la enfermedad.

El dengue es una enfermedad transmitida por el mosquito "aedes aegipty" que se reproduce y cría en sitios oscuros y sombreados con aguas estancadas y limpias o moderadamente contaminadas. El mosquito transmisor es pequeño de color oscuro, con bandas blancas en el cuerpo y en las patas. Pica durante todo el día, preferentemente en horas tempranas de la mañana o al atardecer.

Los síntomas de la enfermedad son parecidos a los de una gripe, pero sin tos, ni estornudos. Presenta: fiebre, dolor de cabeza, de músculos y articulaciones, náuseas, vómitos y cansancio intenso, también puede aparecer manchas en la piel acompañadas de picazón.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas se debe concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más próximo. Es importante mencionar que no existen vacunas contra esta enfermedad, por lo tanto el arma para combatirla es la prevención. De esta forma, se aconseja: mantener limpios patios, talleres, jardines, espacios verdes, libres de chatarras, protegerse de las picaduras con repelentes, espirales, pastillas insecticidas, renovar diariamente el agua de los bebederos de los animales, reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda, desmalezar y eliminar la basura de la vivienda y la de sus alrededores, desechar o tapar frascos, macetas, floreros, tachos, botellas, cubierta de vehículos, latas, hojas de plantas, hueco de árboles y todo objeto que pueda acumular agua, mantener limpias canaletas y desagües, eliminar todos los objetos inservibles, en los que se pueda acumular agua de lluvia y mantener boca abajo los recipientes útiles.

Comentá la nota