Jujuy apuesta a la generación de energía geotérmica.

El Gobernador de la Provincia, doctor Walter Barrionuevo, recibió en el Salón Fascio de la Casa de Gobierno la visita del Presidente y Vicepresidente de la empresa Geotermia Andina, Giorgio Stangalino y doctor Alejandro Condeserra respectivamente; y al geólogo Eduardo Marquina que se desempeña como consultor vinculado a la mencionada empresa. El objetivo del encuentro fue expresar al Mandatario Provincial la posibilidad de instalar una planta de generación de energía geotérmica en la zona del Volcán Tuzgle. Dicha obra aportaría al sistema eléctrico unos 20 megavatios y tomaría mano de obra en grado significativo.
Importancia por su potencialidad

El titular del Poder Ejecutivo señaló que Jujuy tiene una potencialidad importante aunque poco conocida en materia de explotación de energía geotérmica y por eso en oportunidad de la puesta en marcha del emprendimiento minero en Pirquitas decidió tomarlo como prioridad para su concreción.

El doctor Barrionuevo precisó que la zona cercana al Volcán Tuzgle fue motivo hace 30 años de un estudio de prefactibilidad para ver si había energía geotérmica, teniendo el mismo un resultado positivo. Asimismo recordó que participó en esa ocasión de la comisión de preadjudicación y que por lo tanto tenía conocimiento de las posibilidades de concretar ese emprendimiento.

Por esta razón es que contactó al Secretario de Energía de la Nación, Daniel Camerón; al Secretario de Minería nacional, ingeniero Jorge Mayoral; y las autoridades del Congreso Geológico Minero que se desarrolló en Jujuy el año pasado. Y producto de esa divulgación de dicha información apareció una empresa interesada en llevar adelante la concreción de una planta de energía geotérmica.

El Gobernador Barrionuevo comentó que la empresa Geotermia Andina tiene los permisos de exploración y cateo en la zona; y que ésta tiene trayectoria y experiencia en la materia.

Destacó el Mandatario Provincial que tras 30 años los avances de la tecnología posibilitan al parecer una rentabilidad desde el punto de vista económico. Y afirmó que esta es una noticia muy importante para Jujuy por la potencialidad y por la posibilidad de dar un giro sustancial en la matriz energética ya que es no contaminante, renovable y por supuesto que es una importante fuente de generación de trabajo.

El Gobernador Barrionuevo comentó finalmente que hay capitales canadienses y estadounidenses interesados en invertir en el emprendimiento.

Generación inicial de 20 megavatios

En tanto el Vicepresidente de la empresa Geotermia Andina, doctor Alejandro Condeserra, comentó que la reunión giró en torno a brindar detalles al Gobernador Barrionuevo del emprendimiento en la zona del Volcán Tuzgle y sobre los beneficios de concretarlo tanto para la población del lugar como para los demás habitantes de la provincia al tratarse de un proyecto de generación de energía eléctrica.

Destacó el directivo de la empresa el hecho que la provincia ya cuente con estudios previos en cuanto a factibilidad de un emprendimiento con resultados positivos. A esta información preexistente la empresa adosaría estudios propios consistentes en cortes geofísicos de la zona.

Por último, sobre la capacidad de generación de energía eléctrica el doctor Alejandro Condeserra precisó que el primer módulo de ensamblaje proveería unos 20 megavatios y que de concretarse el emprendimiento el tiempo de montaje de ingeniería sería de unos 24 meses.

Detalles de una inversión escalonada

En tanto el Presidente de la empresa Geotermia Andina, Giorgio Stangalino, resaltó que la concreción de una obra de tal magnitud es muy importante por ser renovable, no contaminante y lógicamente ecológica.

Al ser consultado sobre los montos de inversión, señaló que los correspondientes estudios de campo y exploración necesarios serían inicialmente de unos 10 millones de dólares, mientras que la planta de generación eléctrica de unos 20 megavatios, que es la cantidad óptima para iniciar una explotación de este tipo y la demás logística, sumarían unos 20 millones de euros.

Esto se ampliaría a un segundo módulo, un campo geotérmico en forma modular, que aumentaría la generación de energía eléctrica a unos 60 megavatios que representarían unos 130 millones de dólares.

Comentá la nota