"El Juicio Político me truncó la carrera política"

El ex Intendente de Rawson, Pablo Daniel Helmer, aceptó recordar el proceso que desembocó en su destitución al frente del Ejecutivo municipal en el 2002, durante una extensa entrevista por Radio Sony-K, allí con un dejo de nostalgia reconoció que el proceso que llevó a su alejamiento en la comuna capitalina le truncó su futuro político y dijo que no puede olvidarse de algunas "traiciones" que partieron desde el propio peronismo de Rawson.
"El Juicio Político me truncó la carrera política que tenía, fue un golpe duro y soy memorioso no rencoroso porque no me puedo olvidar que Luis De Hernández estuvo comiendo un asado conmigo dos días antes de levantar la mano para votar mi destitución", señaló Helmer.

El ex Jefe comunal subrayó que los concejales de la oposición "querían verme por lo menos media hora preso y utilizaron todos los medios para provocarme el mayor daño posible pero ese daño se lo hicieron a mi familia, a mis hijos".

Asimismo Helmer brindó su lectura respecto a las consecuencias institucionales de su alejamiento forzado. "Cuando analizamos el aspecto institucional el último mes que pagué de salarios fue febrero del 2002 y deposité cuatrocientos mil pesos cuando hoy esa cifra se triplicó, lo que demuestra como en siete años se incorporó más gente con el resultado que salta a la vista".

Estrategia política de la UCR

Helmer consideró que el Juicio Político fue un eslabón más en la estrategia política que propiciaron "Marisa Conde y de Pedro Planas que querían llegar a la Intendencia, algo que finalmente lograron y con ayuda de algunos sectores peronistas de la ciudad".

"Marisa Conde nunca dijo la verdad respecto al Juicio Político, si ella tuviera algo de honestidad debería reconocer que esa movida fue una estrategia política para que el por entonces esposo de ella, Pedro Planas, fuera Intendente", fustigó Helmer.

El ex titular del Ejecutivo local recalcó que cuando Conde habla de corrupción "yo le respondo que me presenté en todas las audiencias que me citó la Justicia y de todas las causas que propiciaron en el Juicio Político ninguna prosperó en la Justicia".

"Los concejales que me echaron se juegan todo a la causa por al Chacra 8 y eso en realidad estaba muy claro porque lo único que hice fue ratificar la ordenanza que salió por unanimidad del Concejo Deliberante", recordó Helmer.

La participación de sectores peronistas

Helmer tocó un capítulo olvidado en los anales de las traiciones peronistas de la ciudad y que guarda relación con el apoyo justicialista que tuvo el bloque radical para propiciar el Juicio Político.

El ex Intendente rememoró que hubo sectores peronistas que "participaron en esa estrategia, se equivocaron y nunca supe con que fin se sumaron al radicalismo porque eran momentos muy difíciles del país, de la provincia y por supuesto Rawson no estaba ajena a esa realidad".

"El resultado final de todo ese proceso fue que el radicalismo luego de más de treinta años accedió a la conducción de la Municipalidad de Rawson, con lo cuál debo decir que la estrategia política que utilizaron Conde- Planas fue muy inteligente, muy buena y le dio resultados", se lamentó Helmer.

El ex Jefe comunal se esperanzó en que algún día "el peronismo de Rawson me reivindique, que haya sectores que reconozcan que se equivocaron y que fueron partícipes de una maniobra externa para sacar al Peronismo de Moreno 650".

Bailar con la más fea

El ex titular del Ejecutivo afirmó que siempre "me tocó bailar con la más fea porque las dos veces que mi pueblo me eligió lo hice con un Concejo Deliberante con mayoría radical y con dos gobiernos provinciales radicales aunque debo decir que la relación siempre fue mejor con José Luis Lizurume que con Carlos Maestro".

"El primer Concejo Deliberante que me tocó desde 1995-1999 fue muy crítico pero con ediles que hacían aportes como eran los casos de Antonio Zorrilla, Raúl Piacentini, Alejandro Papaiani o Liliana Llamazares. Eran dirigentes políticos que tenían códigos", los elogió Helmer.

Sin embargo el ex Intendente expresó sus furibundas críticas al Concejo Deliberante siguiente a quién calificó de "desastroso", indicando que "podemos decir de Mariano Martínez, José Porras, Marisa Conde, no tenían nada en claro y Porras no tenía estatura política ni para ser concejal de Rawson".

Al ser consultado sobre si se retiró definitivamente de la política, Helmer señaló que "las ganas de volver siempre están, al que le gusta la política es muy difícil alejarse de la actividad, vengo cada quince días y me reúno con los muchachos, hablamos pero el tiempo dirá que haremos en un futuro".

Comentá la nota