Juicio al IPAUSS: Ríos desestimó acusación de contubernio

Afirmó que la Justicia falló a su favor hace más de dos años. Y que los cuestionamientos a su abogada patrocinante son "un deseo de tironear la realidad".
La gobernadora Fabiana Ríos sostuvo respecto al fallo a su favor en la demanda que inició al IPAUSS por daño moral tras ser revocada su designación en el ex Instituto de Servicios Sociales del Territorio, que "esto tiene sentencia firme hace dos años y dos meses y no hay instancia de apelación; es una noticia re vieja". Además, restó importancia al hecho de que la represente legalmente la abogada Verónica Muchnik, hermana del recientemente asumido juez del Superior Tribunal de Justicia, Sergio Muchnik y quien la patrocinó en la demanda. Y aseveró que "querer marcar que hay contubernio me parece que es un deseo de tironear la realidad".

La mandataria expuso que la suya "es una de las causas más viejas de las laborales en la provincia, lleva 12 años y ahora se están discutiendo los honorarios e intereses". Observó que "en ese momento no era gobernadora y el ministro (Guillermo) Aramburu no era ministro ni era socio de Verónica Muchnik".

En tanto, remarcó que "por la causa pasaron muchos abogados que a lo largo de la vida les pasaron cosas; tuve un abogado que fue secretario de Educación de (Carlos) Manfredotti y por ahí también encuentran un contubernio".

"A lo largo de 12 años, es difícil sostener un abogado que siga la causa sin que en la vida le pasen cosas; de hecho a mi me pasaron cosas, pasé de ser farmacéutica coordinadora de prestaciones a ser desocupada, luego auditora farmacéutica, legisladora, diputada y luego gobernadora". Y apuntó que Julio Peralta, director por los Activoa que anunció la apelación del fallo, "pasó de ser enfermero a director del IPAUS y actuó a lo largo de mi expediente como funcionario del instituto".

"Si en el medio de esto queremos marcar que hay contubernio me parece que es un deseo de tironear la realidad", cuestionó.

Del mismo modo, recordó que "también Leonardo Plasenzotti, que luego estuvo en el Fondo Residual, fue mi abogado, así que también pueden encontrar un contubernio. Luego el doctor Aramburu fue mi abogado y cuando asumió como ministro su socia en el estudio quedó a cargo de la causa".

Para Ríos "nadie del Gobierno va a dar una explicación porque es una causa donde no tengo abogados defensores porque yo soy la querellante por el despido. No me parece que el Gobierno deba dar explicaciones porque es una causa personal, yo lo explico porque entiendo que forma parte de una causa que tiene que ver con la primera magistratura de esta provincia y debe ser explicado públicamente".

Asimismo, relató que "la sentencia firme está hace dos años y dos meses; la primera sentencia la obtenemos en el año 1999 ó 2000; la de la Cámara salió en marzo de 2007. El Directorio del IPAUSS en ese momento apeló al Superior Tribunal de Justicia y la sentencia salió antes que yo fuera gobernadora", por lo cual consideró que "está re firme". Y añadió: "A partir de ahí se inicia la discusión con los peritos de parte sobre los intereses. Por eso esto es un poco loco, salen noticias viejas que simulan ser noticias y está todo bien".

Consejo de la Magistratura

Por otra parte, respecto a al participación de Aramburu en el proceso de selección de javier Muchnok para el STJ, Ríos enfatizó que "confío profundamente en la buena fe y la honestidad" del funcionario, y recalcó que "la participación era consultada conmigo y con otros miembros del gabinete". Además, puntualizó que "tiene que quedar claro que las causales de excusación están determinadas en la ley".

Concedió que Aramburu "silenció datos que consideraba que no estaban dentro de las limitantes de la ley", pero aclaró que "en lo que a mí compete como Ejecutivo, establecí todos los mecanismos para que todas las voces pudieran ser escuchadas. Pueden cometerse errores pero hay un marco de ley y un modo de seleccionar jueces que hay que respetar".

La gobernadora indicó que "nunca estuvo en discusión que el Gobierno se abstenga de participar; puede no gustarme una ley de la dictadura militar como la 22.140 que es la que rige al empleado público, pero la tengo que aplicar. Y hay otro organismo encargado de legislar, en todo cado debo poder trabajar en una modificación a la ley pero el marco legal es el que existe".

Sin embargo, expresó que "no estoy conforme a título personal con el proceso de selección de jueces pero excede mi ámbito de competencia; esto lo debe resolver el Consejo de la Magistratura a través de una modificación en el reglamento de selección, que fue planteado por el propio ministro y no tuvo los votos favorables".

"A mí pueden gustarme o no los procedimientos, pero son esos", aclaró, e insistió en que "lo que a mí me competía era la posibilidad de autolimitar mis propias atribuciones de designación a través de una audiencia publica".

"Lo hice, me lo cuestionaron pero a partir de la audiencia pública no hubo elementos de peso que hicieran volcar la balanza en un sentido diferente. Entonces me parece que cada institución de la sociedad debe poder opinar sino opinar en consecuencia en lo que a cada uno le compete", concluyó.

Comentá la nota