Se jugaría con público la última fecha de la Liga Nacional.

La última serie de la primera fase de la Liga Mundial de voleibol que disputarán los seleccionados de Argentina y Francia los próximos jueves y viernes podría jugarse con público pese a las medidas preventivas adoptadas por la epidemia de Gripe A, anticiparon funcionarios del gobierno de San Juan, sede de este evento.
Argentina y Francia ya están entrenando de cara a la serie que jugarán en el estadio Aldo Cantoni de la capital provincial para definir la clasificación para el Final Six. Ante la crisis sanitaria originada por la Gripe A, el comité de crisis sanitaria de San Juan resolvió suspender todos los eventos de congregación masiva de público en lugares cerrados, como espectáculos, salas de juego y discotecas.

Por eso, en ese contexto inicialmente esta serie internacional se iba a jugar a puertas cerradas. Sin embargo el entrenador del seleccionado, Javier Weber, manifestó en las últimas horas no tener dudas que los partidos se van a disputar "a estadio lleno y el público sanjuanino será un jugador más. Lo necesitamos más que nunca", enfatizó. "Me pone contento poder definir acá. Es especial también porque el público sanjuanino está acostumbrado a grandes eventos del voleibol", argumentó.

El Ministro de Gobierno, Emilio Fernández, admitió que la Comisión de Seguimiento del comité de crisis analizará si se admite la presencia de público en los partidos que jugarán en el Estadio cerrado Aldo Cantoni. Fernández fue más allá y sostuvo que de aprobarse la presencia de público (los entrenamientos fueron seguidos por un centenar de aficionados), se colocarán escáners de temperatura en los ingresos al estadio para testear a los asistentes, y de detectarse alguna persona con fiebre, "será aislada y enviada a un centro de salud".

Weber, por su parte, dijo que se siente "bien en San Juan". Su última vez con la selección argentina en el Aldo Cantoni, recordó, "fue en el Mundial 2002, cuando por entonces era armador". Después, ya como técnico de Bolívar, vino varias veces para enfrentar a Obras y a UPCN en la Liga Argentina. "Esta bueno vivir estas instancias de ansiedad, de nervios. Es mucho mejor jugar por esto que por nada. Por eso me pone muy feliz que después de 10 partidos lleguemos con posibilidades de clasificar. El equipo genera esperanzas, está recuperando la mística y vamos a dejar todo para meternos en el Final Six", sostuvo Weber, que estrenó su puesto en la World League en reemplazo de Jon Uriarte.

"El jueves será clave, porque si sacamos los tres puntos, se va a abrir la clasificación. Además será un partido donde nos estudiaremos más y habrá mucho nerviosismo. Creo que el que controle mejor los nervios va a sacar ventajas", puntualizó. El Final Six se jugará del 22 al 26 de julio en Belgrado, Serbia, donde el local tiene su lugar asegurado por ser el organizador y cuatro equipos llegarán por terminar primeros en sus grupos, en tanto el sexto será designado por la Federación Internacional de Vóleibol.

Pero en el Grupo B, como Serbia finalizará como líder, entrará a la ronda final el segundo, que por el momento es Francia, conjunto que tiene un punto más que Argentina, que suma 16. Por lo tanto, de ganarle a Francia accederá a la ronda de definición.

Puede darse que Argentina pierda 3-2 el jueves y aún así conserve las chances de clasificar al día siguiente. Pero si cae por 3-1, el clasificado será Francia y el partido del viernes se tornará innecesario.

Comentá la nota