Lo que se jugará el próximo domingo

El resultado de las elecciones legislativas nacionales en la provincia tendrá el valor agregado de posicionar a los partidos y candidatos hacia el 2011.
Si bien varios de los candidatos a diputados nacionales por Neuquén plantean que en las legislativas del próximo domingo se votará el apoyo o no a las políticas que impulsa el gobierno de Cristina Fernández, lo cierto es que además el resultado de estos comicios servirá como para analizar dónde están parados partidos y políticos de cara a las elecciones provinciales de 2011.

Por el momento y casi con seguridad será así por el poco tiempo que resta de campaña, la contienda aparece polarizada entre José Brillo, quien aspira a su reelección en el Congreso por el Movimiento Popular Neuquino, y Horacio Quiroga, el postulante de la Unión Cívica Radical.

Según las estimaciones de ambos sectores, la fuerza que resulte vencedora obtendrá dos de las tres bancas que hay en juego porque consideran que quienes terminen terceros no tendrán el suficiente caudal de sufragios para alcanzar un escaño en la Cámara Baja.

Un detalle no menor es que Brillo y Quiroga han tenido posturas opuestas en sus discursos proselitistas.

El actual legislador insistió en que la elección no tiene que plantearse en términos de kirchneristas y anti-kirchneristas sino desde la defensa de los intereses de la provincia, sin dejar de lado que en esta gestión el Ejecutivo neuquino tiene un vínculo político estrecho con el gobierno central.

En cambio, el cobista se ha encargado hasta el hartazgo de criticar con dureza el proyecto que impulsa el matrimonio K, en todas sus apariciones públicas. Es probable que el domingo a la noche se tenga la certeza sobre si fue una buena o desacertada estrategia de campaña.

Pese a estas posturas diferenciadas, los dos son concientes que no se están jugando nada más que un lugar en el Congreso porque apuestan a competir por un cargo ejecutivo dentro de dos años.

En tanto, el Frente para la Victoria, que tiene en primer lugar al candidato "testimonial" Ramón Rioseco (intendente de Cutral Co), y la alianza Frente Grande-UNE, que lleva a Raúl Podestá a la cabeza, están varios cuerpos atrás con el objetivo de alcanzar los votos necesarios para obtener una banca.

La situación de estos dos postulantes también es distinta porque en los últimos días Rioseco ha recibido un respaldo por demás elocuente del gobierno nacional que envió a la provincia al vicepresidente del PJ y gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli; al jefe de gabinete de Cristina, Sergio Massa y a la ministra de Producción, Débora Giorgi. Es más, este martes desembarcará en Neuquén el ministro Aníbal Fernández, icono en la gestión K.

No sólo las visitas "ilustres" sirven para que Rioseco levante su intención de voto, además lo ayudará la aparición explosiva que tuvo en los medios de comunicación por estos días. "Bajó con todo la caja de Nación", aseguraron desde la vereda de enfrente.

De hecho, en las huestes kirchneristas confían incluso en llegar a pelear más arriba y no sólo por arrebatar un escaño en Diputados. Sin embargo, es una realidad que haber lanzado la campaña bastante tiempo después que el resto y el hecho de haber "digitado" al candidato lo sitúen al FpV en una posición de desventaja.

Prioridades

Históricamente, el Movimiento Popular Neuquino no ha tenido grandes perfomances en los comicios legislativos nacionales y sin embargo dos años después consiguió la gobernación.

Quizás un triunfo el domingo le permitirá al partido provincial sacar algunos cuerpos de ventaja en la partida de la carrera hacia el 2011 e incluso le puede generar un efecto multiplicador en vistas a las elecciones municipales en Neuquén capital que se desarrollarán dos meses después.

En este contexto, el propio gobernador Jorge Sapag al momento de presentar los candidatos de la lista Azul que competirán en la interna para definir los postulantes a concejales capitalinos del MPN, llamó a la militancia del partido provincial a priorizar la elección del 28 para luego trabajar en los comicios municipales y a partir de allí abrir el camino en vistas al 2011.

Si bien para el MPN será importante el resultado del domingo, más vital aún será para Quiroga porque él ya expresó su intención de ir por la gobernación dentro de dos años y las urnas en este caso le darán o no el impacto necesario para tener aspiraciones reales de llegar al poder.

Sin duda, que una derrota a manos del MPN lo dejará bastante complicado como así también una victoria le generará el efecto totalmente contrario.

La interna municipal

Al final, habrá internas en el MPN el 5 de julio para definir los candidatos a concejales capitalinos que competirán en las elecciones municipales del 23 de agosto.

Si bien son tres las listas que se presentarán (una aún está en suspenso), la atención estará centrada entre el postulante de la lista Azul impulsada por el gobernador Jorge Sapag, el edil Luis "Chito" Jalil, y el ex ministro Jorge Lara, quien va con la Blanca, integrada por referentes del sobischismo.

Aunque hubo un elemento distintivo en los discursos que se hicieron en la presentación de las listas: desde todos los sectores apuntaron que la prioridad es conseguir el triunfo en los comicios nacionales y luego meterse de lleno en la contienda dentro del MPN. De hecho, Sapag lo hizo con mucho énfasis al afirmar que "la interna no empañe el 28". Además, coincidieron en que después del 5 de julio, se trabajará en conjunto para mantener la mayoría en el Concejo Deliberante capitalino.

Lo cierto es que la interna del mes pasado que tuvo el MPN para elegir los postulantes a diputados nacionales le sirvió al partido provincial para fortalecerse y levantar a la militancia de cara a la general. Habrá que ver si en la ciudad de Neuquén se puede lograr lo mismo.

Comentá la nota