Jugar al anticipo en el Congreso

Para no quedar atrapados en el impulso que traiga la oposición, el bloque oficialista propondrá limitar los superpoderes y redistribuir retenciones a la soja en favor de otras producciones.
El bloque de diputados del Frente para la Victoria tiene ante sí el doble desafío de reagrupar a su propia tropa luego del cimbronazo de las elecciones y seguir marcando la agenda legislativa en lo que queda del año. Como ambas necesidades van de la mano, dentro del bloque que conduce Agustín Rossi están estudiando tres iniciativas de fuerte corte político y económico: una limitación a los llamados superpoderes, la coparticipación de una parte de las retenciones a la soja que se destinaría al incentivo de la lechería, el cultivo del trigo y otros granos y una ampliación del Presupuesto 2009. A su vez, algunos legisladores del bloque oficial comenzaron a fogonear, a instancias de Néstor Kirchner, con la posibilidad de un cambio en el régimen de coparticipación.

"El objetivo es recuperar la iniciativa antes que la oposición logre abroquelarse y comience a presionar sobre algunos temas puntuales", enfatizó a Página/12 un legislador bonaerense. Los diputados del oficialismo están repasando algunos temas sensibles para el Gobierno, que en los últimos años fueron "irrenunciables" para el Ejecutivo.

El conflicto alrededor de la resolución 125 fue el punto de quiebre para el poder kirchnerista. Si bien las retenciones a la soja constituyen uno de los principales recursos del fisco, los legisladores kirchneristas comenzaron a "tantear" la posibilidad de presentar un proyecto de ley para coparticipar parte de las retenciones a la oleaginosa.

"Se formaría una comisión de especialistas para determinar juntamente con la Secretaría de Agricultura cuáles son las áreas prioritarias", enfatizó a este diario un legislador K. Las áreas a las que se destinaría parte de esos ingresos serían lechería, trigo y otros cultivos.

Otra de las iniciativas que están manejando dentro de la conducción del bloque es limitar la ley de superpoderes. La idea sería poner un tope a los recursos del Presupuesto que pueda manejar a su criterio el jefe de Gabinete. Este es uno de los puntos sobre los que atacará la oposición una vez que empiece la actividad parlamentaria. Desde la mesa chica del bloque K indicaron a este diario que, si bien están avanzando sobre estos temas, todavía no hay nada escrito. "Hay que ser muy cautos para poder repensar toda nuestra estrategia", aseveraron a este diario desde el oficialismo.

Durante la campaña legislativa, Néstor Kirchner mencionó en reiteradas oportunidades la idea de modificar el régimen de coparticipación, iniciativa que debería tener primero el aval de todos los gobernadores. En este sentido, el titular de la Comisión de Presupuesto, Gustavo Marconato (FpV), estuvo reunido con técnicos de la Fundación Mediterránea, quienes les presentaron un informe sobre los posibles efectos de una nueva ley de coparticipación.

"La provincia de Buenos Aires quedaría mejor parada que Santa Fe y Córdoba –según los estudios de la fundación cavallista–. Por eso Néstor Kirchner fogoneará con esta posibilidad, para apuntalar a Daniel Scioli", comentó a este diario un asesor de Marconato.

Todas estas iniciativas están tanto en la agenda del oficialismo como de la oposición. "Las reglas de juego están planteadas. En estas semanas nos tendremos que reagrupar; lo mismo tendrá que hacer la oposición, donde también habrá pases de factura. Seguramente ellos plantearán la eliminación de los superpoderes, un cambio en el impuesto al Cheque. Que lo pidan y después veremos", señaló a Página/12 Héctor Recalde, quien tiene en carpeta su proyecto para gravar los excedentes de ganancias de las empresas privadas.

El martes de la semana que viene habrá una reunión de la mesa chica del bloque K, donde seguirán delineando las bases de estas iniciativas. También habrá una reunión del bloque en el Senado, que conduce Miguel Pichetto. Los diferentes legisladores consultados por este diario indicaron que el encuentro que mantuvo Cristina Fernández de Kirchner con Rossi fue el primer visto bueno para las iniciativas que se están analizando.

Comentá la nota