A ver a ver los jugadores

España ganó el juego de doble y ahora es el gran candidato. Nalbandian se fue sin dar la cara y afloró la interna del equipo. Muchachos: ésta no es hora de broncas ni celos. Argentina todavía puede ganar la Copa Davis. ¡Vamos!
Que el smash trastabillado de Agustín Calleri en el segundo set y la volea de revés ancha de David Nalbandian en el doloroso tie-break del tercero se transformen en históricos golpes fallidos del tenis argentino, junto con la volea de revés de Sabatini contra Graf en Wimbledon 1991, por citar un caso, dependerá de lo que suceda hoy en el cierre de la dramática final de la Davis en Mar del Plata. Agenden: a las 12, José Acasuso enfrentará a David Ferrer o a Fernando Verdasco, y David Nalbandian cerraría ante Feliciano López, hasta ahora la figura de la serie.

Acasuso terminó de ganarse el lugar como singlista a las 18.20 de ayer, después del peloteo que definió que Del Potro no podía correr hacia los costados por la contractura de aductor sufrida en su partido del viernes. Mientras Nalbandian se retiraba del estadio y dejaba colgados a sus compañeros, Delpo ingresaba al Polideportivo para un peloteo con José Acasuso: paradito le daba sin problemas, pero si se trasladaba, olvidate. Sentado en el banco, se mordía los labios de la bronca. "Tiene un desgarrito, más vale poner a alguien que esté bien", le decía su DT, Franco Davin, a Olé. "No puede hacer esto", señalaba estirando su pierna hacia los costados.

El tandilense agarró sus cosas, se fue de la cancha todavía con el fuerte vendaje en la zona y Eduardo Schwank tomó el papel de sparring de Acasuso. El misionero le pegó duro, se movió bien y quiere su revancha del quinto punto jugado en la final 06 en Moscú. "No pienso demasiado en aquel partido con Safin, sino en la oportunidad histórica", le dijo a Olé.

En medio del clima denso, con diferencias entre los singlistas argentinos, de Nalbandian en general con el resto del equipo (ver pág. 8) y con un colega que ya ensayaba un "Titanes en el camarín" como tapa, Argentina aún tiene una gran chance de ganar. Acasuso posee un récord favorable vs. Ferrer: 4-3 en el historial, 1-0 en canchas duras (cemento). Y va 1-0 contra Verdasco (Hamburgo 06). ¿Sorprendería Sánchez Vicario poniendo a Verdasco en el último punto por un cansado López, teniendo en cuenta su 1-0 sobre Nalbandian (Wimbledon 06)? Parece improbable, aunque reglamentariamente posible. "En principio, jugarían los mismos", dijo el capitán español.

¿Qué ofrece Acasuso? Su servicio, uno de los mejores de la Argentina, y algo no menor en este momento: es el menos contaminado por el mal clima y el único del equipo que no perdió partidos. Como todo jugador argentino que no se llame Nalbandian o Del Potro, su año fue flojo, incluyendo la gira de fin de temporada por los torneos indoor, pero, si su motivación y movilidad están a pleno, tiene armas para ganar el cuarto punto. Después llegará el quinto, que no suele jugar David: el desarrollo de los acontecimientos puede ofrecerle la chance de tenerlo héroe en el partido final, pese a la mufa con la que se fue ayer.

Anoche, en la península, los que sintonizaban Televisión Española podían ver el aviso institucional que decía: "La Davis ya es nuestra. Sígalo por TVE". Qué bueno sería que hayan pecado de apurados.

Comentá la nota