Los jugadores del 2011 ya dejan ver sus cartas

A cuatro meses exactos del terremoto electoral que ocurrió el 28 de junio, el escenario del poder empieza lentamente a recobrar claridad. Néstor Kirchner no dejó dudas con su ofensiva parlamentaria y será quien lidere la estrategia del Gobierno hasta el 2011, incluyendo una candidatura presidencial si las circunstancias futuras se lo permiten.
Las últimas declaraciones, pero sobre todo las de ayer en Clarín, evidencian que en el peronismo va a ser Eduardo Duhalde quien busque ponerle límites al avance sin popularidad que intenta el ex presidente. Ante un auditorio de empresarios, políticos y casi ningún funcionario, Duhalde probará su regreso al primer plano esta semana en el Coloquio de IDEA.

La oposición sueña con que el 10 de diciembre le devuelva la vitalidad de los días electorales tan ausente en estas horas. Y empieza a notarse que sus opciones pasan por un radicalismo que espera el retorno del vicepresidente Julio Cobos o por el zigzagueante proyecto presidencial de Mauricio Macri, acompañado por las ambiciones de Francisco de Narváez. ¿Las incógnitas? Felipe Solá; Elisa Carrió y Hermes Binner, quienes ansían un cambio que los posicione mejor.

Las cartas comienzan a aparecer sobre una mesa en la que no hay diálogo y brilla la confrontación.

Comentá la nota