Una jugada riesgosa

No son buenos tiempos los que corren en el país por estos días. La decisión del matrimonio Kirchner de adelantar la fecha de las elecciones, ha corrido como reguero de pólvora en una sociedad argentina que sufre a diario la crisis de la inflación, de la falta de seguridad y de la intolerancia política.
Resulta casi innegable que la derrota del kirchnerismo en Catamarca parece haber sido el detonante para la decisión presidencial de adelantar los comicios previo paso por el Congreso para modificar la ley Electoral. Es claro que Néstor Kirchner está en su pleno derecho de hacer campaña por su partido, el Justicialismo, en todas las provincias. Pero no debe negarse que una derrota en las condiciones actuales, tarde o temprano repercutirá en sus chances electorales o en las de su esposa.

Sin dudas en la Rosada se esperan tiempos difíciles y con ellos, una paulatina pérdida de poder que puede ser nefasta si se confirma una situación de recesión con inflación generalizada en el país en los próximos meses. Se especula con que antes de ver menguado el poder que atesoran, bastante mellado por cierto, Néstor y Cristina han decidido jugar todo lo que les queda para recuperar capital político cuando todavía le quedan dos años de mandato y un posible segundo período para cualquiera de los dos.

Una cosa es cierta y es que si se trata de actuar en defensa propia, la jugada podría resultar acertada, porque a partir de la mala experiencia del tema de las retenciones, y con el conflicto con el campo latente, el gobierno necesita recuperar urgente legitimidad política para continuar. De lo contrario, las consecuencias pueden ser imprevisibles. Una derrota podría desencadenar lo que ya se dijo el año pasado, que Néstor estaba dispuesto a pedirle a su esposa que renuncie para no tener que lidiar con una Cámara de Diputados adversa en el Congreso Nacional.

Hace poco menos de un mes, un conocido colaborador del ex Presidente Carlos Menem, se reunió con él en su departamento de Palermo, en la Capital Federal. Allí pasaron revista a la actualidad nacional y riojana. Pero el interlocutor se quedó de una pieza cuando el veterano político riojano le disparó una advertencia: hay que esperar grandes acontecimientos políticos para finales de marzo y abril y profundos cambios que repercutirán a fondo en la sociedad argentina. Por lo visto, la agudeza y capacidad de análisis del ex Presidente, siguen vigentes y los hechos le están dando la razón.

SORDOS RUIDOS

El sector que esta semana comenzó a organizarse, con la presencia de dirigentes y legisladores de diferentes puntos de la Provincia, es el de la Juventud del bederismo, liderados por el actual subsecretario de Empleo, José Aparicio, y el diputado por Capital, Jorge Menem, que si bien se mostró como un espacio de debate, por lo bajo la idea era irse organizando para las legislativas de octubre, aunque ahora todo se adelantará con seguridad. Estos jóvenes no han dejado de expresar por lo bajo la necesidad de un recambio generacional que dé oportunidades a caras nuevas y que no sean siempre los mismos que se disputan los cargos desde la época menemista a la fecha y que para colmo no han hecho demasiadas cosas por la gente.

Para propios y extraños el anuncio de adelantar las elecciones legislativas para el 28 de junio, no representó una novedad. Los que están ligados o relacionados con el Gobierno nacional y provincial, ya lo estaban analizando y también negociando la posibilidad de conformar alianza en las que se puedan direccionar los votos y retener las bancas legislativas nacionales, como así también las nuevas bancas en Legislatura provincial.

Como dice el refrán… para muestra sobra un botón. El revés electoral del justicialismo en la vecina provincia de Catamarca podría haber sido una de las causales para determinar y confirmar el cambio de fecha de las elecciones.

Pero la ciudadanía ya no come vidrio, como dice la tribuna, o mejor dicho no vota o no apoya a los sectores, muy por el contrario, la ciudadanía está madurando y dirige su voto, no por la dádiva o por indicación de un referente del sector, sino que emite su voto por la persona que considera puede cambiar o brindar nuevas propuestas y alternativas para el bien común.

Y ya en los últimos días ha comenzado a verse una decidida posición de varios sectores del oficialismo riojano que quieren renovación y alternacia en los cargos electivos y ejecutivos.

En la provincia de La Rioja, con un electorado acostumbrado a la práctica proselitista de la dádiva, para esta ocasión, según revelan las constantes encuestas que solicitan los políticos y gobernantes, no inducirá su voto para el sector o para lo que indique el referente.

Esto abre las puertas para las alianzas que permitan encarar en mejores condiciones la campaña y el comicio en sí.

En la intimidad a Beder Herrera este adelantamiento le cayó como anillo al dedo, porque conociendo el paño, la campaña de sus delfines le saldrá mucho más barata porque los tiempos se acortaron de manera brusca. Así que no dejará de ser un ahorro para quien se ha transformado en el “codo duro” de este Gobierno.

El referente del Frente con Todos, Jorge Yoma, como acostumbra hacerlo, aún no definió si se presenta como candidato o no, más aún teniendo en cuenta los distintos pronunciamientos de la dirigencia del PJ, que no digieren que se deba apoyar o trabajar para el actual embajador.

Nadie quiere ir como sector, por ello ya también estarían acordando los sectores del quintelismo y del bederismo para conformar una lista en común pero dentro del Partido Justicialista.

En ese contexto los candidatos a diputados nacionales serían por el PJ, Griselda Herrera y Carlos Machicote, mientras que para las provinciales la lista de Capital la encabezaría Ramón Vera, seguida también por la ex secretaria del PJ, Silvia Machicote, que ya habría aceptado acompañar al sector de Quintela pero como referente del bederismo y con acuerdo en los departamentos del interior que apoyan la reelección de la actual diputada, y no así al “Negro” Yoma.

Por otro lado, el oficialista Partido Frente del Pueblo Riojano, que preside el actual ministro de Infraestrutura, Javier Tineo, también presentaría sus candidatos. La lista sería encabezada por Délfor Brizuela o Luis Brizuela, seguidos por Hugo “Guito” Vergara, Alberto Granillo y Luis Molina, en los lugares expectables. Sin embargo, se rumorea que sería del agrado del Gobernador y principal referente del PFPR, que la lista la integren el “Pelado” Basso, acompañado por Teresita Madera y Jorge Menem. Desde el Frente, se dejó entrever que la decisión es armar la lista con referentes propios del sector y ninguno de estos tres han estado desde el armado del partido bederista.

Por su parte, el mazismo revolotea con un “Angel” amenazando con volver a copar las urnas, pero cada vez se lo observa más solo, rodeado por sus hermanos y el otrora hombre fuerte del turismo, Adolfo Scaglioni con quien ya aparece en algunos afiches pegados en una sede céntrica por calle Pelagio B. Luna.

La oposición, que aún no tiene referentes, la podría encabezar el radicalismo en la Coalición Cívica a imagen y semejanza del orden nacional, con el ex diputado nacional Julio Martínez y el presidente del Comité Capital, Guillermo Galván.

EL LUNISMO EXPECTANTE

Dicen que “Cacho” Luna está distanciado de sus hermanos Tere y Gustavo, y que ya no son las cosas como tiempo atrás cuando se llamaban continuamente o se veían seguido. El ministro prefiere quedarse en el molde en esta elección junto a Beder y especular con el 2011. Los otros dos al parecer no han decidido qué hacer a futuro y ahora parecen haber dado instrucciones a la militancia del Movimiento Eva Perón para perjudicar a Tere Madera que se separó del sector hace un tiempo.

Se les imputa haber inventado la versión de que en un acto, Madera había llevado punteros y que le habían tirado cosas y que luego su marido, Fernando Torres, había llegado con unos matones y persiguió a los agresores. Sin embargo, nada de eso ocurrió y la razón sería que Madera registra una buena imagen positiva en las encuestas. A la encuesta publicada en el semanario de los Luna, nadie parece darle crédito.

Madera ante la consulta de Beder Herrera respecto de sus aspiraciones políticas, habría respondido que el lugar que le proponga está bien, pero que no quería quedar pegada en una pelea con los Luna porque ya la pasó muy mal cuando se fue del sector.

Al ministro de Gobierno, tampoco le cayó bien que Paredes Urquiza el jueves último se haya puesto en rol de ministro junto a los comisarios por el caso de la chica engañada para un supuesto casting. Angulo está más que preocupado por este tema y dentro de la fuerza habría molestias varias. Pero saben que el Beder le debe mucho por cómo se jugó contra Maza y creen que por eso lo banca a muerte.

El caso revela una reacción tardía de la Policía y el mal llamado espíritu de cuerpo que parece reinar en la repartición, porque el sujeto involucrado como el artífice de estas maniobras engañosas con tintes de tráfico de personas, fue demorado y luego puesto en libertad, cuando un fin de semana, una chango que sea detenido por ebriedad o por desorden, se le aplican hasta 30 días de detención o multa. En este asunto, quedan muchos puntos oscuros por aclarar y para la imagen de la Policía es prioritario hacerlo. El supuesto delito de trata de personas quedó flotando en el ambiente y nadie cree que este efectivo policial del interior provincial sea el único responsable de llevar acciones como las que denunciaron cuatro jovencitas que fueron tentadas con una oferta laboral en el extranjero, que nada tenía de cierto.

Comentá la nota