Una jugada de Mujica para la intendencia de Montevideo

Impuso en el FA a su candidata, sobre otras figuras de consenso. Malestar socialista.
Al surgir, sorpresivamente, el nombre de la dirigente comunista Ana Olivera como candidata de la coalición frenteamplista a la intendencia de Montevideo, el presidente electo, José Mujica, tendrá ahora que ponerse a pensar en otra figura del partido para el Ministerio de Desarrollo Social, que iba a liderar Olivera.

Fue el propio Mujica quien lideró la "jugada" para imponerla en lugar del socialista Daniel Martínez, que parecía el candidato puesto. Los comicios departamentales se llevarán a cabo en el mes de mayo, y por segunda vez consecutiva no coincidirán con las elecciones nacionales.

En el conglomerado del Frente Amplio, en el que conviven comunistas, socialistas, moderados y ex guerrilleros tupamaros, generalmente se hace difícil que todos los sectores queden conformes. En este caso, el directorio del partido no le había dado la derecha al diputado de Asamblea Uruguay (AU), Carlos Varela, candidato de Mujica y de quien será su vicepresidente, Danilo Astori, líder de AU. Allí apareció la figura de Martínez, que al igual que el presidente Tabaré Vázquez proviene del Partido Socialista. El ex ministro de industria parecía una figura de consenso, hasta que Mujica y Astori impusieron el nombre de Olivera, que finalmente fue la más votada, generando un gran malestar en filas socialistas.

"En el FA este tipo de procesos decisorios siempre son complicados porque intervienen numerosos actores de las distintas facciones. El funcionamiento de los partidos en Uruguay es distinto a cómo funcionan algunos partidos en la Argentina, que tienen un poder más concentrado: las decisiones se toman en forma más vertical lo que hace que este tipo de proceso sean más simples", explicó a Clarín el politólogo Adolfo Garcé. "En los partidos políticos uruguayos a veces se hace difícil saber quién manda, porque de alguna manera todos mandan", agregó.

Olivera, de 56 años, ex tupamara, ocupó varios cargos en la Intendencia de Montevideo y había sido designada como futura ministra de Desarrollo Social.

Pero, ¿hay algo más detrás de este proceso para elegir al candidato que intentará, por quinto período consecutivo luego de que Tabaré Vázquez triunfara en 1989, seguir comandando los destinos de la capital?

"A pesar de que aún no asumió la nueva administración, hay mucha gente especulando con el 2014", aseguró Garcé. "Los socialistas, que no votaron bien en la última elección, le dieron gran impulso a la candidatura de Martínez, la que veían como trampolín para ser candidato presidencial en las próximas elecciones; en tanto Mujica, que tiene buena relación con Martínez, bloqueó su candidatura pensando quizás que el candidato pueda provenir de su sector. Esto también demuestra cómo el mandatario electo se moverá en el escenario que puede darse dentro de cinco años".

Comentá la nota