Jueza provincial denunció presiones de la "corporación política y judicial"

La titular del Juzgado Civil y Comercial de la 13ª Nominación, Marta Gurdulich, denunció ayer presiones de lo que denominó la "corporación política y judicial" e involucró a las gestiones del ex gobernador Carlos Reutemann y a la del actual titular de la Casa Gris, Hermes Binner. También reveló hechos de corrupción a los que llamó como "puentes de plata": "A mí me los ofreció un ex procurador, que fue el doctor (Jorge) Bof. Reutemann lo sabe perfectamente".
Y remató: "Me da vergüenza formar parte de este sistema judicial".

La magistrada atribuyó esto a su denuncia realizada el 21 de abril de 2008 ante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación contra "los integrantes de la Corte Suprema de Justicia santafesina, al doctor Bassó y al doctor Ariza por violar mis derechos humanos como juez. Al poco tiempo recibí una amenaza telefónica donde me preguntaban «¿Así que te gusta denunciar?»".

Además aparecieron pintadas en el frente de su domicilio que decían "juez = muerte".

Comentá la nota