La jueza Kemelmajer consideró que Mendoza es severa con los menores.

La integrante de la Suprema Corte manifestó que lo importante es evitar que los menores delincan, no bajar la edad de imputabilidad.
La jueza de la Suprema Corte de Justicia, Aída Kemelmajer de Carlucci, consideró que Mendoza es una de las provincias que tiene la justicia penal de menores más severa en el país en materia de penas.

"Mendoza tiene el más alto número de sentencias a cadena perpetua a menores de edad", aclaró.

Además, según la magistrada, no importa cuál sea la edad de imputabilidad sino el hacer algo para prevenir que los menores delincan. "Yo tengo que trabajar sobre las causas de ese delito y, después de que se produjo, en la manera en la que al joven lo puedo reinsertar socialmente", opinó.

Por último, la jueza dijo que los menores siempre deben tener derecho a defenderse y a ser escuchados "antes de que cualquier juez les imponga una medida de tutela o los coloque en un establecimiento. Porque si el adulto tiene que ser escuchado, con mayor razón el derecho de defensa le corresponde al menor", expresó Kemelmajer.

Comentá la nota