Una jueza federal ordenó que no se aplique la Ley de Medios Audiovisuales

La magistrada mendocina Olga Pura de Arrabal dio lugar a una medida cautelar para que no se aplique la normativa. En sus fundamentos dijo que el tratamiento en el Congreso fue apresurado.
El diputado nacional Enrique Thomas habla para América 24.

La Ley de Medios sufrió otro revés judicial. Esta vez fue la jueza federal mendocina Olga Pura de Arrabal, quien dio lugar a una medida cautelar para que no se aplique la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.

La jueza hizo lugar a una presentación realizada por el diputado nacional Enrique Thomas, justicialista disidente, cobista de última hora y representante de Unión Popular. La denuncia apunta a irregularidades en el tratamiento que el Congreso le dio a la Ley.

En la presentación el diputado mendocino asegura, por un lado, que en las comisiones que estudiaron el proyecto se produjeron un "cúmulo de irregularidades" que impidieron que se estudiara a profundidad y no pudieran "conocer a ciencia cierta en qué consistía el dictamen de la mayoría". Por otro lado, al tratar el proyecto del Ejecutivo fue "irregular la constitución del quórum", además de que fue imposible analizarlo de forma correcta en el recinto, lo que Thomas considera como una violación a los derechos de legislador.

"Se violaron artículos de la Constitución Nacional. En este caso yo argumenté esta situación y la jueza dictó la medida cautelar, que suspende la Ley de Medios hasta tanto se trate la cuestión de fondo, que es si fue aprobada de manera irregular, con violación al reglamento de la Cámara o no", explicó el diputado a Radio Nihuil.

Con patrocinio del ex juex federal Luis Leiva, Thomas realizó una presentación ante ante la magistrada mendocina Pura de Arrabal hace unos 35 días, la cual falló este lunes a favor del pedido.

En sus fundamentos, la jueza remarcó "lo intempestivo de esta convocatoria a una sesión especial, con escasas horas de anticipación, impidió que muchos diputados, en especial del interior, tuvieran siquiera la posibilidad de asistir".

Arrabal ordena la suspensión de la aplicación de la norma hasta que exista una sentencia firme sobre la denuncia de irregularidades, "sin que ellos implique prejuzgamiento". Para emitir una sentencia, la jueza solicita informes al Poder Ejecutivo y al Congreso de la Nación.

En menos de una semana tres órdenes judiciales se han librado en contra de la Ley de Medios. El miércoles pasado por pedido del Gupo Clarín, el juez federal Edmundo Carbone pidió la suspensión de la aplicación del artículo 161 mientras que este fin de semana otro juez, el salteño Miguel Antonio Medina, lo hizo para defender los derechos de los salteños de acceder a la información, puesto que considera que la ley produciría una merma en la oferta informativa o la desaparición de canales.

Comentá la nota