Jueza de Faltas ordenó desmantelamiento de remisería que funcionaba en Carrefour.

Jueza de Faltas ordenó desmantelamiento de remisería que funcionaba en Carrefour.

No tenía habilitación municipal. Se le habían labrado 5 actas de clausuras. Por la tarde abrió igual.

Era la piedra en el zapato que le molestaba a Liliana Vattimo, dueña de una remisería habilitada con todas la generales de la ley y que está frente a Carrefour Varela, esquina de avenida San Martín e Islas Malvinas.

En una carta enviada a este diario y publicada el 25 de Noviembre de 2008, Vattimo decía: “En la actualidad dicha agencia tiene una garita dentro del predio con un número telefónico (4933-1385) utilizado para que los vecinos llamen y pidan un coche, no sólo abastece a gente que realiza compras en Carrefour, sino que abastece al barrio. Actualmente cuenta con una flota de once autos, todos perfectamente identificables pues tienen un logo de "Remis La Esperanza" que así lo demuestra. No cuento con información de las condiciones en la que se encuentran los mismos, sólo puedo aportar que alguno de ellos están en malas condiciones a simple vista, otros a su vez aún poseen el antiguo número de patente y otros autos están "tuneados" es decir modificados, ya sea en la carrocería, las ruedas, la amortiguación. En algunas oportunidades se estacionan todos en fila con un cartel en el techo que dice claramente "Remis" en la circunvalación de la avenida San Martín en la puerta de súper, donde claramente la señalización de tránsito dice "prohibido estacionar", y realizan viajes a los transeúntes de paso, viajes que debería hacer mi agencia”

Inspectores municipales, junto al Director de Tránsito (regresó Eduardo González) cumplieron la orden de la juez de Falta, Cristina Galván, para que la garita (foto) sea desmantelada. Es que sobre la misma pesaban 5 clausuras. Los dueños del comercio, un matrimonio cuyo hombre es franquero de la línea 500 y su madre empleada municipal, se atrincheraron en la garita. La policía hizo de mediadora. Se le preguntó al Jefe de Seguridad de Carrefour porqué el supermercado le daba luz a la garita pues estaría en presencia de un delito de encubrimiento. Al escuchar esto los remiseros desistieron y comenzaron a desmantelar la garita. Se hizo cumplir la orden. Vattimo, desde el frente, seguía atenta los hechos. Por la tarde una joven se instaló, teléfono en mano en el interior de la playa de estacionamiento de Carrefour y volvió a explotar el servicio de remis. El conflicto tiene un nuevo capitulo. Remis “La Esperanza” tiene un local, cerrado, sobre avenida del Trabajo, lejos del playón de Carrefour. Esto le valió las actas de clausura.

Comentá la nota