Juez "seduce" a garrotazos a los radicales

Dijo que destrozaron la provincia cuando gobernaron, que Mestre y Aguad son mezquinos y que al candidato a senador "le queda grande el apellido".
Luis Juez acusó ayer a Ramón Mestre y a Oscar Aguad de "pudrir" (siempre tan elegante con su vocabulario) la alianza que pretendía alcanzar con la Unión Cívica Radical por su "mezquindad partidaria". Además, los consideró títeres del ex gobernador Eduardo Angeloz, y particularmente al candidato a senador nacional de la UCR lo ofendió al sostener que "le queda grande el apellido".

El cacique del Frente Cívico es tan romántico como el hombre de las cavernas: trata de seducir a garrotazos. El jueves pasado, en la entrevista que publicó LA MAÑANA, había dicho que trataría de no criticar a los radicales porque podía necesitarlos dentro de dos años. Incluso, a través de operadores mediáticos hizo saber que ni bien pase la elección convocará a la UCR a un acuerdo.

"El Acuerdo Cívico nació en Córdoba, pero la mezquindad partidaria de un puñado de dirigentes encabezados por Ramón Mestre y Oscar Aguad terminaron pudriendo las posibilidades de ir juntos porque a Córdoba el radicalismo lo sigue manejando Eduardo César Angeloz, que fue para Córdoba tan nefasto como (José Manuel) De La Sota y (Juan) Schiaretti", cuestionó Juez. Curiosamente su mejor amigo en el radicalismo es Mario Negri, quien fue vicegobernador de Angeloz entre 1987 y 1991.

Juez hizo su análisis de cuarto de siglo de historia: "Durante estos últimos 25 años de democracia uno y otro tuvieron sus posibilidades. Se dividieron este período casi por mitades: el radicalismo por tres períodos con Angeloz y el peronismo con De la Sota y Schiaretti».

«Córdoba, que hace 25 años era el faro que iluminaba el interior del país, con la dirigencia política que tiene, con un montón de inmostrables, ha sido paralizada», resopló.

"A Córdoba la destruyeron, la paralizaron, mientras al radicalismo lo maneje Angeloz es muy difícil que podamos tener un acuerdo serio e institucional con un partido que de centenario lo único que tiene son los años, pero que no aprendió de los errores", continuó.

Juez recordó que "vino (Elisa) Carrió el otro día y estuvimos con (Hermes) Binner". "Estas son las contradicciones que tiene la UCR de Córdoba; le ofrecimos el segundo senador y tres diputados de los primeros cinco, mucho más de los que van a sacar", contó.

A Mestre lo hirió por dónde ya sabe que duele: "Ricardo Alfonsín es Alfonsinito, igual que Mestre, que es Mestrito; a Ricardo Alfonsín le faltan kilómetros para ser Alfonsín, igual que a Mestre, que le queda grande el apellido y mucho más grande la historia".

Comentá la nota