Juez Rogelio Massón destituido: inhabilidad mental

Se trata del ex titular del Juzgado Civil y Comercial 6 de Mercedes. "El motivo de la destitución no nos dejó conformes", opinaron desde la AJB, "porque no se habla de la violencia laboral que ejercía". Un caso increíble con final feliz.
El miércoles 16 de septiembre, a la hora 16, se reunió el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la provincia de Buenos Aires y dictó, bajo la presidencia de Luis Esteban Genoud, titular de la Corte, una inédita e histórica sentencia: la destitución de Rogelio Lorenzo Massón luego de acreditarse "la causal de inhabilidad mental".

Ya en agosto de 2007, la AJB Mercedes había denunciado públicamente a Massón, quien presionaba psicológicamente al personal a su cargo y lo sometía a una violencia laboral sistemática.

Curiosamente, y quizás el entrelíneas habla del estado de la justicia en general, la sentencia no alude ni siquiera un párrafo al violento trato que Massón ejercía sobre los trabajadores de su juzgado.

La continuidad de los cuatro procesos penales que se le siguen al ahora ex magistrado (una por "amenazas", dos por "abuso de autoridad" y una cuarta por "irregular procedimiento jurisdiccional"), ponen la lupa no sólo sobre las resoluciones que dictó en su juzgado sino, fundamentalmente, en la necesidad de democratizar el Consejo de la Magistratura provincial.

Violento

Rogelio Lorenzo Massón, titular del Juzgado Civil y Comercial nº 6 de Mercedes desde 1989, comenzó a tener problemas con los trabajadores judiciales y la situación adquirió ribetes públicos a partir del año 2007.

Alberto Igoldi, secretario general de la AJB departamental, explica que a principios de 2007 los trabajadores, todos sumariados, se acercaron al gremio: "Primero no se animaban, pero cuando lo hicieron, se unieron todos, los seis empleados del juzgado, e hicimos un acto frente al juzgado, donde insistimos en pedir una audiencia".

"Massón se negó por escrito, situación que se demoró porque no quería darnos la nota, él decía que yo lo había denunciado por el nombramiento de una compañera meritoria", recuerda Igoldi.

El titular de los judiciales mercedinos resaltó que después de los sumarios, en el 2006, "la situación en la departamental se tornó complicada, pero desde la AJB y con los compañeros logramos que los sumarios fueran a la Corte y allí los declararon, en un principio, nulos. En noviembre de 2007, la Corte saca a Massón del juzgado otorgándole una licencia psiquiátrica compulsiva".

Respecto a la reciente destitución, Igoldi sostiene que "ahora la gente está contenta, aunque el motivo de la destitución no nos dejó conformes. Lo declaran inhábil para ejercer como juez, pero nosotros creemos que debería habérsele sancionado por la violencia laboral y psicológica que ejercía sobre el personal".

El sistema bajo la lupa

Daniel Bojorge, secretario gremial de la AJB Mercedes, leyó y analizó minuciosamente el expediente: "No estamos contentos de que un juez sea destituido por inhabilidad mental, porque es una forma de tapar las verdaderas causales por las cuales estaba solicitado el juicio político, que en realidad era el mal desempeño de sus funciones".

"En el dictamen de la Procuradora General hay una acusación muy fuerte, como son el abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y demás, pero parece que encontraron mediante una pericia psicológica la forma de evitar la sanción que nosotros pretendíamos".

Tras considerar que los elementos reunidos en el expediente son "tremendos", Bojorge se detiene en un aspecto no menor de esta justicia tan denostada mediáticamente: "Las causas por las que se le pide el juicio político no son contra empresas ni gente de poder, se trata de gente humilde que Massón internaba en el Montes de Oca; ellos se escapaban porque era la única forma de sobrevivir que tenían, gente que no podía tener acceso a la Justicia, él tenía que impartirla y se las negaba sistemáticamente".

Más allá que la investigación por los delitos que se le imputan continúa, Bojorge advierte: "Esto no hubiese pasado si los trabajadores judiciales tuviéramos participación en la selección de los jueces. Lo sostenemos desde la AJB porque hay experiencias, como en Santa Cruz, donde los judiciales están en el Consejo de la Magistratura; porque en definitiva, nosotros los conocemos a todos, ya sea en sus cargos anteriores como secretarios, prosecretarios, secretarios de cámara y fiscales; ya siendo Massón secretario de un juzgado Civil teníamos comentarios de sus actitudes".

Bojorge precisa que la destitución fue "por causas anteriores al hecho que motivó nuestro escrache en agosto de 2007, que era por su violencia contra los empleados", y recuerda: "A los sumarios contra los compañeros se sumaban actitudes despectivas, amenazas, gritos, cambio de tareas, violencia. Hacía cosas contradictorias con lo que un juez debe ser, por ejemplo cuando vinieron las inspectores, él se apersonó en el juzgado estando de licencia y los levantó en peso, pero afortunadamente se pusieron firmes e hicieron su tarea".

"Mientras estuvo suspendido cobró parte de su salario, ahora cuando suspenden a un compañero por un sumario no cobra; al juez se lo suspende recién en agosto del año pasado, y se le pide al juez subrogante que le prohíba ingresar, porque Massón lo seguía haciendo de noche. Hasta tuvieron que cambiar la cerradura, porque se dice que se llevaron expedientes", concluye Bojorge.

Casos

El entonces Fiscal General de Mercedes, Gerónimo Ricardo Uncal, investigó a Massón por la posible comisión de cuatro delitos cometidos entre los años 2004/2005, elementos que fueron el eje del juicio político.

En uno de los procesos, el ahora ex juez civil hizo traer a su juzgado y por la fuerza a una menor para que retirase una denuncia contra su custodio, que le pegaba; la intimidación el magistrado la hizo, además, en presencia de la madre de la joven y el policía en cuestión.

El otro caso se conoce como "Fesquete": un chico drogadependiente que molestaba a Massón y terminó siendo internado en una unidad penal de La Plata, decisión judicial polémica.

Pero hay otras particularidades por las que se conoce a Massón: declaró la factibilidad para que funcione una sala de juegos en el Club Mercedes, en enero de 2007, pese a tener la oposición del municipio, el Concejo Deliberante y Lotería y Casinos de la provincia, que procedió al día siguiente del fallo a decomisar 100 máquinas tragamonedas. Crónica TV informó la clausura con su clásica placa roja: un "bingo trucho" en Mercedes.

La particular aplicación de la ley fue otra característica de Massón. Se lo recuerda por la quiebra de la fábrica de golosinas Dolce (de Moreno), donde además habría connivencia entre el tribunal y una de las partes (elementos que surgen de interceptar correos electrónicos), y lo llamativo es que Código Procesal Civil señala que cuando hay una quiebra y un divorcio, la quiebra es una causa universal y atrae a todos los otros casos. Pero la cosa fue al revés: el divorcio se inició en el juzgado de Massón, pidió la quiebra y se quedó con toda la causa.

http://www.noticiasmercedinas.com/091005juezmasson.htm

Comentá la nota