El juez removido de su cargo inició una batalla legal contra el Superior Tribunal de Justicia

Roberto Parajón presentó un "recurso de reposición" para que se revea la decisión del desplazarlo del Juzgado Civil y Comercial Nº 8. Apunta contra "la arbitrariedad cometida, porque hubo violación del derecho de defensa".
El destituido titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 8, Roberto Parajón, presentó ayer, a las 11, un "recurso de reposición", tal el nombre técnico, ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) con el objetivo de poner en cuestión la decisión del máximo tribunal, que el 2 del actual decidió apartarlo del cargo que ocupaba, de modo suplente, desde hacía cuatro años.

Con el patrocinio legal de los abogados Luis Angel Moia y Pedro Reviriego, Parajón presentó el recurso de revocatoria ante el STJ, con reserva del caso federal, contra la acordada de principios de mes que lo apartó del Juzgado que tenía a su cargo. Según el propio ex magistrado explicó, el planteo apunta contra "la arbitrariedad cometida, porque hubo violación del derecho de defensa, y porque se resolvió mi situación sin prueba alguna, y sólo con los dichos del vocal que firmó y votó" la acordada.

El tiro por elevación fue dirigido contra el vicepresidente del Superior Tribunal, Germán Carlomagno, que fue quien motorizó la destitución de Parajón, a quien acusó de haber actuado "arbitrariamente y con abuso de poder" tras haber pedido la renuncia de la secretaria de su Juzgado, Norma Ceballos. La involucrada en el intríngulis es pareja de Carlomagno.

Aunque el ex juez argumentó que el trámite que ayer cumplió en Tribunales sólo se basó en el ejercicio de "mi derecho de defensa".

El hecho, la destitución de un juez suplente en ejercicio de las facultades de superintendencia del STJ sobre magistrados, no hubiera avanzado mucho más allá de un mero asunto interno de Tribunales si no fuera que en medio se ventilaron cuestiones de alcoba que enturbiaron el procedimiento de los máximos jueces.

Es curioso. El extracto de lo debatido en el acuerdo general del STJ del martes 2 del actual hace alusión a una intervención del vicepresidente en un asunto menor un día inhábil judicial. "El señor vicepresidente –dice el texto—, doctor Germán Carlomagno, informa acerca del diálogo mantenido telefónicamente con el doctor Roberto Parajón, juez suplente a cargo del despacho del Juzgado Civil y Comercial Nº 8 de esta ciudad, el día 24 de mayo (un domingo, N. de la R.), alrededor de las 20,30 horas, con referencia a un incidente ocurrido en el mismo el día 22 de mayo a la mañana y que derivó en la exigencia de presentación de la renuncia a quien era su secretaria suplente, designada por él hace más de dos años".

Carlomagno quería entrevistarse con Parajón para hablar del asunto, y Parajón no accedió al pedido dominguero para hablar del asunto, y sin más trámite –el extracto del acuerdo no hace mención a ningún otro hecho que haya ocurrido en medio—Carlomagno opina ante sus pares presentes en la sala del STJ "que el magistrado suplente, al adoptar una decisión como la que acaba de resumir ha actuado arbitrariamente y con abuso de poder, y dado que se trata de un juez suplente, designado discrecionalmente por este STJ, a cargo del Juzgado Civil y Comercial Nº 8 de Paraná, solicita que el Alto Cuerpo, en ejercicio de las facultades de superintendencia que le son propias, disponga de inmediato su cese en tal carácter".

La vocal Leonor Pañeda accedió a la petición. También Susana Medina de Rizzo, otra vocal, y Claudia Mizawak, ídem, y Emilio Castrillón, Juan Carlos Ardoy, Daniel Carubia, y Bernardo Salduna. Sólo puso reparos el vocal Carlos Chiara Díaz.

Cómo se lo destituyó

En la suerte de Parajón pesó más la opinión de su ex secretaria, que tras perder su puesto de trabajo recurrió ante el STJ y consiguió el acompañamiento de su pareja, el vicepresidente Carlomagno, según la opinión del vocal Chiara Díaz. Dijo Chiara Díaz en aquel cuerdo de la polémica que aún cuando rescatase las buenas intenciones de su colega Carlomagno en su proceder, "no puedo dejar de resaltar que quien efectuó tales manifestaciones es de algún modo parte interesada".

Luego, fue más al meollo de la cuestión, y separó paja de trigo. Sostuvo en su exposición durante la reunión del STJ del martes 2 que la postura de Carlomagno respecto a Parajón "tiene como antecedente lo actuado por ese Juez en relación a la doctora Norma Ceballos, quien es su pareja desde hace varios años. Aunque yo le crea todas y cada una de las afirmaciones a su relato, lo importante es que es eso solo lo que tenemos en análisis para decidir la separación o no del doctor Parajón".

Y amplió que "nosotros no estamos aquí para apoyar y solidarizarnos con Germán Carlomagno ante lo que le hicieron a su pareja, como alguien se permitió decir con descarnada crudeza, sino para hacer justicia y decidir conforme a las constancias legítimamente incorporadas y válidas, y en función del derecho vigente". Fuente: El Diario

Comentá la nota