Juez: El recorte de gastos es una farsa

El titular del Frente Cívico, Luis Juez, consideró que la "restricción al gasto" que anunció el martes último el gobernador Juan Schiaretti es "una farsa, porque lejos de restringir siguió alimentando el despilfarro del dinero público de una manera ilimitada".
Afirmó que desde junio hasta la fecha la Provincia gastó 28,8 millones de pesos en subsidios y 16,9 millones en publicidad oficial, lo que totaliza 45,7 millones de pesos en casi cuatro meses.

El electo senador nacional criticó los subsidios otorgados y dijo que "sin ofender a nadie", van desde el Centro de Peluqueros de Río Cuarto a la Iglesia Evangélica Medea.

Entre el listado de subsidios que enumeró Juez, figuran 200 mil pesos al Club Sportivo Belgrano de San Francisco; 200 mil pesos a la Asociación Atlética Estudiantes de Río Cuarto, para construir una tribuna popular; 500 mil pesos para un productor de la industria cinematográfica de Córdoba; 380 mil pesos para la Mercoláctea 2009 y 68 mil pesos para Medea, entre otros.

Sostuvo que en publicidad oficial –desde mayo hasta ayer– se gastaron 16,9 millones de pesos, todos con contrataciones directas. "Se han gastado 45,7 millones en dos rubros que son absolutamente prescindibles", afirmó.

Señaló que "hay que sumar 40 millones de pesos que destinaron para instalar el candidato en las elecciones con dinero del Estado".

Afirmó que "no hay vocación para recortar" y recordó que en marzo pasado, el Gobierno ya había anunciado una restricción del gasto. Añadió que en gastos reservados se firmaron expedientes por 1,5 millón de pesos del Ministerio de Gobierno, sin rendición de cuentas.

Apoyo a autoconvocados. "Carlos Altamirano (líder de los médicos autoconvocados) es amigo nuestro", dijo y admitió que avala esa protesta.

"La situación de la salud pública provincial es verdaderamente catastrófica y el salario que tienen los médicos es humillante", denunció. "No es una cuestión como dice Omar Sereno (secretario de Trabajo) que están flojitos de papeles; que no tengan personería no significa que su reclamo no sea legítimo".

Comentá la nota