Juez rechaza impugnaciones y la UCR apura a la Corte

Por: Rubén Rabanal

La Justicia federal de La Plata emitirá hoy el fallo sobre las impugnaciones a las candidaturas de Néstor Kirchner y Daniel Scioli que el radicalismo y la Coalición Cívica presentaron la semana pasada. Para el caso de que ese pronunciamiento deseche las impugnaciones (algo que tanto el oficialismo como la oposición ya dan por descontado), la UCR ya tiene lista la apelación a la Cámara Federal, por lo que el trámite no terminará ni hoy ni mañana

En realidad, el jujeño Gerardo Morales, presidente del Comité Nacional de la UCR, anunció el fin de semana que a pesar de que el juez Carlos Fayt haya adelantado que la Corte Suprema no llegaría a tiempo a analizar las impugnaciones, los radicales apelarán también al máximo tribunal. La estrategia será pedir, además, que como lo hizo en otros casos la Corte aplique un per-saltum y discuta antes de las elecciones las tachas a Kirchner y Scioli.

Durante el fin de semana, el juez federal Manuel Blanco anticipó que no habría demoras en el fallo sobre las impugnaciones a las candidaturas testimoniales de Scioli y a la que cuestiona la residencia de Néstor Kirchner en la provincia de Buenos Aires: «Tengo cinco días para responder, pero lo voy a hacer mucho antes», dijo. «Mi tarea es fácil, se debe analizar la Constitución y las leyes electorales. No hay ningún misterio, todo depende de la forma y modo en que se interpreten».

El caso de la anunciada impugnación al jefe de Gabinete, Sergio Massa, seguía siendo un misterio durante el fin de semana. El peronismo no había sido notificado y en la Justicia tampoco se daban novedades. Esa impugnación no fue presentada por la UCR junto con la de Kirchner y Scioli, por lo que el trámite venía demorado desde el principio.

El viernes pasado, Jorge Landau, apoderado del Partido Justicialista, presentó la oposición a las impugnaciones que Morales y Ricardo Gil Lavedra expusieron contra Kirchner, Scioli y Massa. Fue el último paso antes de que el juez Blanco comenzara analizar los pedidos.

«No hay elementos de prueba que hayan acompañado los impugnantes», repitió Landau tras la presentación, como lo había hecho durante toda la semana pasada. «Si un candidato resulta electo, tiene un período intermedio hasta el momento de la asunción para decidir si va a ocupar su banca».

Ése fue uno de los argumentos que arrimó a la Justicia para rechazar el pedido de la oposición. De ahí que se confirmara que en la estrategia de defensa de las candidaturas testimoniales será imprescindible que cada interesado reconozca públicamente que posiblemente asumirá su banca, aunque luego la rechacen y continúen en sus cargos como gobernador, en el caso de Scioli.

La presentación de la UCR contra Scioli había incluido declaraciones del gobernador en un programa televisivo donde habría reconocido no estar seguro de renunciar a su cargo para asumir en una banca como diputado. Es lo que argumentó el escrito firmado por Gil Lavedra y el constitucionalista Félix Loñ. «Exigirle a un candidato que diga lo que va hacer cuando la ley no lo estipula resulta un exceso», argumentó Landau.

En las impugnaciones la oposición argumentó también que el Pacto de San José de Costa Rica obligaba a garantizar la transparencia de los procesos eleccionarios con la presentación de candidatos auténticos, un principio que estarían vulnerando las candidaturas testimoniales. Los peronistas argumentaron que ese pacto exige elecciones auténticas y no menciona el caso de los candidatos.

En la respuesta a la tacha sobre Kirchner por no contar con residencia en territorio bonaerense para ser candidato (por haber vivido en el territorio federal de la residencia de Olivos durante su mandato como presidente, plazo que no puede computarse a ese efecto), el justicialismo respondió ante el juez Blanco que «la oposición confunde residencia con domicilio».

Comentá la nota