Juez rechaza diálogo directo con Giacomino

El senador electo evita un contacto personal con el intendente para solucionar el conflicto con el Suoem.
Luis Juez tiene relaciones conflictivas con toda la dirigencia política, esto es más que conocido. Pero actualmente las peleas institucionalmente más perturbadoras son con el gobernador, Juan Schiaretti, y con su sucesor en la Municipalidad, Daniel Giacomino.

Asumiendo un gesto de racionalidad política desconocida en él, hoy se reunirá con el primero (ver página 3), pero para con su ex socio político no tiene ninguna disposición de hacerlo, como lo dijo ayer en declaraciones a LV2.

Explicó que cualquier gestión que él pudiera realizar a favor de los intereses municipales será canalizada a través de los concejales que le responden.

Todavía sin restañar las heridas y los costos electorales que le generaron el conflicto del sindicato municipal con Giacomino -"fue una maniobra bastarda, pícara, inteligente, para tratar de perjudicarnos"-, Juez sostuvo que cualquier negociación se realizará a través del Concejo Deliberante.

"De hecho, ya se juntaron los presidentes de las bancadas con las autoridades para transmitirle una suerte de posibilidad de sentarse a discutir y planificar la suerte de la ciudad de Córdoba, que hace unas ya largas cuatro semanas que está paralizada", expresó.

El senador electo por el Frente Cívico calificó de "maniobra electoral" al conflicto, pergeñado, según él, por el gobierno nacional.

La argumentación enfoca nada más que el supuesto criterio de oportunidad que tuvo el intendente para abrir la disputa con el Suoem, justo en el último tramo de la campaña electoral, pero desconoce los problemas objetivos que generan en la actual administración su abusiva política de incorporación de agentes al municipio, que hoy determinan que el 74 de los recursos presupuestarios vayan a parar a la partida sueldos.

Sin embargo, decir que el conflicto trató de perjudicarlo, es también una tácita admisión de responsabilidades propias en el problema, porque sino ¿por qué el problema tenía que complicado electoralmente?

A la pregunta sobre si debía reunirse con Giacomino deponiendo diferencias y enfocando la solución del conflicto, Juez se limitó a decir que "lo que tiene que hacer ahora el intendente es ponerse a trabajar decididamente en resolver los problemas que tiene la ciudad".

Pese a negarse, sus declaraciones radiales insinúan el nuevo look político del polémico dirigente: "Obviamente que cualquier conflicto que perjudica a los vecinos, perjudica a cualquier candidato que tenga vocación de representarlos, pero, bueno, habrá que ponerse a resolver esos problemas y ésa es tarea del intendente", señaló un desconcertantemente moderado Juez.

"Me alegra"

Hasta su "enemigo" Giacomino se ha visto sorprendido con los nuevos modos de su antecesor en el cargo, que comenzó a presentar sus renovadas maneras con un pedido de audiencia al gobernador. "Me alegra que después de la derrota muestre señales de madurez", dijo el jefe comunal con un toque de ironía. (Juez ganó en la lista de senadores y perdió en diputados, obvio, pero su media victoria fue pírrica).

Comentá la nota