El juez Racedo refutó críticas de un dirigente

El magistrado avaló una decisión adoptada.
Aunque sin mencionarlo expresamente, Mario Racedo, que encabeza el Juzgado Federal N 2, refutó con dureza al peronista disidente Oscar López. "Se trata de opiniones meramente políticas. Tengo la certeza de que los litigantes que pleitean en el juzgado a mi cargo, y los abogados que ejercen habitualmente la profesión en el ámbito federal, tienen una opinión contraria", aseveró el magistrado.

El dirigente había criticado con dureza a Racedo. Esto, luego de que el magistrado se declaró incompetente para entender en una denuncia penal formulada por López sobre la supuesta implementación de un plan destinado a registrar la muerte de quienes nacen con hasta 500 gramos de peso en La Maternidad, para que figuren como muertes fetales, con el fin de "disminuir falsamente los índices correspondientes a la tasa de mortalidad infantil de Tucumán".

Cuando se enteró de la noticia, López había manifestado: "lamentablemente, una vez más, los jueces federales subrogantes de Tucumán demuestran falta de independencia respecto del poder político alpero-kirchnerista dada la fragilidad de sus títulos".

Racedo, que está al frente del juzgado en el carácter de subrogante desde julio de 2006, a raíz del proceso que terminó con la destitución del ex juez Felipe Terán, se pronunció con igual contundencia. "Mi trayectoria jurisdiccional testimonia la independencia que he tenido respecto de los poderes políticos y de los poderosos", afirmó.

En relación con la resolución en virtud de la cual se declaró incompetente para entender en la denuncia de López, Racedo destacó: "lamento que no se reconozcan las pautas y normas que regulan una competencia de excepción, como la federal, las que no pueden elastizarse para conformar deseos y propósitos políticos. Ha sido una sentencia dictada conforme a derecho y siguiendo el aconsejamiento que, en el mismo sentido, había dado el fiscal federal (Emilio Ferrer)".

Comentá la nota