Juez patrocinará a Roganti en un juicio con jurados populares

En el banquillo estará sólo uno de los hermanos Eve, acusados de presuntos responsables materiales del atentado / El actual senador dijo que van por los actores intelectuales y volvió a señalar al lucifuercista Eduardo Brandolín.
A fines de febrero Luis Juez dejará su banca en el Senado para asistir como parte querellante a Alejandro Roganti, en el juicio que se ventilará con Sebastián Eve como único acusado del ataque a balazos del que fue víctima el ex sindicalista lucifuercista, el 14 de abril de 2008.

El proceso será desarrollado por la Cámara del Crimen de Villa María, integrada por Silvia Saslavsky de Camandone, René Gandarillas y Héctor Roberto Fissore, a quienes se sumarán ocho jurados populares.

La acusación será sostenida por el fiscal de Cámara Francisco Márquez, quien dijo a este diario que si se superan algunos problemas de organización, el juicio comenzaría durante la segunda quincena de febrero.

Sebastián Eve, preso desde marzo de 2008 en la cárcel de Bouwer, tendrá como patrocinantes a los abogados Alejandro Pérez Moreno y Julio Liviero.

Hay dos datos clave que no serán materia de análisis en este proceso: Maximiliano Eve, sospechado de efectuar los cinco disparos contra la humanidad de Roganti, continúa preso en España por delitos perpetrados en ese país, mientras los trámites para su extradición a la Argentina siguen trabados.

Además, no estará en el debate la presunta autoría intelectual del atentado, que Roganti y Juez han adjudicado públicamente a la cúpula del Sindicato Regional de Luz y Fuerza, cuyo secretario general es Eduardo Brandolín.

"Yo he leído el expediente para ofrecer prueba, pero la instigación no está contenida en la acusación. La acusación se circunscribe a la coautoría material de la tentativa del homicidio por parte de Sebastián Eve", comentó el fiscal Márquez.

Sin embargo, admitió que durante el debate puede surgir algún elemento de prueba referido a la instigación, aunque ello será motivo de otra averiguación, para lo cual se devolverán los antecedentes al fiscal Daniel Del Vö.

Van por los mandantes.Roganti adelantó parte de la estrategia que desplegarán con Juez. "Yo voy a declarar en el juicio y vamos a plantear un par de cosas que van mucho más allá de la cuestión de la autoría material", comentó a este diario.

"Para nosotros esto es un trámite, porque la prueba contra Eve es muy contundente", dijo, aunque el interés radica en agitar el tema de la autoría intelectual del ataque en su contra.

¿Lo que usted dirá en el juicio no es ajeno a lo que ya ha manifestado sobre los presuntos organizadores del atentado? –se le preguntó a Roganti.

"Por supuesto. La idea es hablarle al imputado para que colabore, que hable", respondió.

Afirmó que no lo satisface "en absoluto" la decisión de la Fiscalía de elevar el caso a juicio de manera parcial.

"A mí se me ha investigado por todos lados, investigaron a mi familia, a mis parientes y lo único que ha quedado en pie y que se sostiene en la investigación es la hipótesis que yo he planteado y que está sostenida por el cruce de llamadas telefónicas", agregó.

De esa forma, Roganti insistió con sus sospechas sobre Brandolín y Miguel Valente, allegado al titular del Regional y a cuyo teléfono celular habrían ingresado llamadas de los Eve antes y después de la balacera.

De igual modo, Juez apuntó que no le interesan los Eve sino "los autores intelectuales".

Causa partida.Del Vö consideró insuficiente esa prueba para cerrar la instrucción con los presuntos instigadores adentro y optó por sentar en el banquillo sólo a Sebastián Eve. Poco se supo, además, del resultado del allanamiento a la sede del Regional, el 1° de mayo de 2008, de donde se secuestraron unas 20 computadores y teléfonos celulares.

Un abogado dijo tener datos sobre una inminente liberación de Maximiliano Eve por parte de la justicia española, lo que aceleraría el trámite para su extradición.

La fecha de puesta en marcha del juicio quedó en veremos, ya que el Tribunal Superior de Justicia debe ratificar, o no, la sede de los Tribunales de Villa María para escenificar las audiencias.

Las partes coincidieron en que ese edificio no garantiza las medidas de seguridad necesarias y que tampoco cuenta con espacio físico suficiente para montar la sala de audiencias; teniendo en cuenta la cantidad de actores en escena, jurados populares incluidos.

Comentá la nota