Un juez ordenó suspender la obra del futuro Electroducto NEA-NOA en Salta

La construcción del Electroducto NEA-NOA en Campo Santo (Salta), fue suspendida ante una disposición del juez Víctor Soria, quien ordenó el cese inmediato de la actividad hasta que la empresa que lleva a cabo los trabajos cuente con certificado de aptitud ambiental. La medida fue dispuesta luego de que el intendente de Campo Santo, Mario Cuenca, se presentara ante la Justicia haciendo saber que Intersar SA, la empresa que realiza la obra, cumplía las normas ambientales.
Cuenca sostuvo que la falta de cumplimiento de las obligaciones a cargo de la empresa "pone en grave riesgo a la población de Campo Santo, y en especial a la gente de la localidad de Cobos, donde se construye una estación transformadora", por lo que consideró necesario la intervención del Poder Judicial ante la falta de respuesta de la compañía a las intimaciones que realizó el municipio.

Con este fallo la empresa deberá ineludiblemente cumplimentar con las obligaciones en materia ambiental para poder proseguir con la obra.

"Quiero que la obra se haga, pero es mi deber proteger primero a los habitantes de Campo Santo", manifestó Cuenca al respecto de la disposición judicial.

El intendente sostuvo que "la empresa venía evadiendo las solicitudes del municipio en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones y eso impedía controlar como corresponde".

"Es una obra que costó mucho que el Gobierno nacional tome la decisión de llevarla a cabo. Yo quiero que la obra se haga, pero es mi deber proteger primero a los habitantes de Campo Santo. No podemos darnos cuenta de que la conexión afecta a nuestra gente o al ambiente una vez que hayan terminado los trabajos".

El Electroducto NEA-NOA abastecerá de energía a ambas regiones y una de las estaciones transformadoras funcionará en Formosa.

Comentá la nota