Juez se negó a declarar ante la Justicia federal

Había prometido "taparle la boca a la jueza", pero pidió todo lo investigado por el fiscal Marijuán. El recurso tiende a dilatar el proceso en su contra y podría culminar en un pedido de apartamiento del fiscal actuante.
Luis Juez se negó ayer a declarar ante la jueza federal María Servini de Cubría, en la causa, por malversación de fondos, que está imputado por el fiscal Guillermo Marijuán, apelando al recurso de abstenerse y contradiciéndose flagrantemente con sus promesas de "taparle la boca a la jueza".

Por la noche, Juez salió a los oídos periodísticos prestos a dar crédito a sus palabras que de ninguna manera se había negado a declarar sino que había pedido la nulidad de todo lo actuado por el fiscal Marijuán, para quien no se privó de utilizar recursos de su abundoso vocabulario.

De cualquier manera, en el expediente del Juzgado se puede comprobar si se abstuvo o no, porque allí queda rubricada la decisión con firmas de la jueza, de todos sus secretarios, del imputado y del abogado defensor.

Juez fue imputado por malversación de fondos por el fiscal Marijuán el 17 de agosto de 2007, mientras el entonces candidato a la Gobernación proclamaba por todos sus medios su adhesión al modelo K y a la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.

Fue la postura del matrimonio presidencial, prudentemente distante, sobre las escandalosas denuncias posteriores a los comicios del 2 de setiembre lo que produjo la ruptura del hoy senador nacional. Mal puede, entonces, endilgar a una cruzada kirchnerista la persecución de uno de los fiscales federales de mayor prestigio.

Contra todos los pronósticos, Juez se negó a declarar y, a renglón seguido, salió por una puerta lateral de los Tribunales de Comodoro Py, evadiendo, probablemente por primera vez en su vida, a los medios de comunicación. Luego llamó a los medios más afines para negar lo que había hecho y pedir la nulidad de todo lo actuado por Marijuán.

Juez fue imputado por malversación de fondos junto a la ex secretaria de Ambiente de la Nación, Romina Picolotti, por presunta malversación de un subsidio federal por $ 600 mil que, originalmente, iban a estar destinados a sanear el Lago Crisol, en el Parque Sarmiento, y realizar obras en la Isla de los Patos, sobre el río Suquía (ver aparte).

La acusación por malversación redactada por el fiscal Marijuán fue seguida de una serie de allanamientos realizados por el propio funcionario federal en el Palacio 6 de Julio, el secuestro de documentación y, también, la valoración del descargo sobre la finalidad dada al subsidio.

Efectivamente, Juez devolvió casi la mitad del subsidio -la devolución, con precisión, la hizo el actual secretario de Medio Ambiente de la Municipalidad, Fernando Cámara, al asumir con Giacomino en el municipio-, pero ejecutó la restante y no sobre el destino para el que había sido otorgado el subsidio.

Adicionalmente, cuando Marijuán le pidió a Servini de Cubría la comparecencia de Juez, valoró el descargo sobre los $ 300 mil utilizados, deduciendo que faltaban los documentos que avalaran el gasto y, además, la esperpéntica declaración en sí de gastos, donde figuraban gastos desde comilonas a tickets de supermercado.

En la causa que involucra a Juez también está imputada Picolotti, quien ayer justificó ausencia con un escrito que presentó en la Justicia. También debía ser indagada en la víspera pero faltó porque asiste en Copenhague a la Cumbre de Cambio Climático.

La causa Picolotti investiga el destino que tuvieron de $ 67 millones dirigidos a proyectos ambientales que habría recibido la Fundación ArgenInta, tras un convenio firmado con la Secretaría de Medio Ambiente.

Comentá la nota