Juez y Mestre intercambian señales y ratifican diferencias

Buenos Aires. Luis Juez (Frente Cívico) y Ramón Javier Mestre (UCR) intercambiaron mensajes de acercamiento, pero también dejaron sentadas diferencias políticas, después de jurar ayer como senadores nacionales por Córdoba, en lo que marcó el inicio del recambio de legisladores surgidos de las elecciones de junio pasado que asumirán sus funciones el 10 de diciembre .
La senadora Norma Morandini (Frente Cívico), en cambio, jurará la semana próxima. Está de visita en Israel como integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados.

Juez, Morandini y Mestre reemplazarán en sus cargos y hasta 2015 a los justicialistas Haidé Giri y Roberto Urquía y al juecista Carlos Rossi.

"Vamos, intendente", gritó alguien desde un palco del segundo piso, cuando juró el potencial candidato a intendente capitalino por la UCR. Juez hizo mismo, aunque sin saludos desde las alturas. Sus familiares más íntimos los acompañaron a ambos.

Durante la sesión, que presidió el titular del Senado, Julio César Cobos, Juez y Mestre intercambiaron comentarios, separados apenas por el pasillo central, de pie frente a sus bancas provisorias, en la primera fila: el primero, del lado del bloque oficialista; el segundo, del flanco opositor.

Mestre llegó a la jura confirmado como la cuarta autoridad del bloque radical. Será secretario parlamentario, detrás de la cobista mendocina Laura Montero, secretaria administrativa; del chaqueño Roy Nikisch, vicepresidente, y de Gerardo Morales, presidente, en lugar del mendocino Ernesto Sanz, que en una suerte de enroque pasará a presidir la UCR. La composición de las autoridades refleja las líneas internas en el radicalismo.

Juez, en cambio, tuvo un mal trago antes de la jura. Cuando esperaban en el contiguo Salón Eva Perón, intentó disculparse ante el reelecto Carlos Reutemann por su intervención en la campaña electoral santafesina. El "Lole" le aceptó la disculpa, a condición de que la haga pública.

Comentá la nota