Juez, Macaluse y Sabbatella, en otra ronda del diálogo

Juez, Macaluse y Sabbatella, en otra ronda del diálogo
El cordobés es un opositor acérrimo. Los otros dos son aliados potenciales del Gobierno.
Mire, ministro, este gobierno no tiene autoridad moral para llevar adelante una reforma política". El cordobés Luis Juez dijo que esa frase le soltó a Florencio Randazzo ni bien arrancó la cuarta ronda de diálogo político convocada por el Ministerio del Interior. Ayer, alrededor de la mesa del Salón Norte de la Casa Rosada, además del electo senador por Córdoba, también hubo dirigentes de Nuevo Encuentro, espacio político que comparten Martín Sabbatella, los ex ARI de Solidaridad e Igualdad (SI) y los ex aliados del kirchnerismo, Libres del Sur.

La dura frase de Juez fue dicha ante la prensa, al término de la reunión que duró tres horas ("la más extensa de todas", admitió Randazzo). Otros participantes del cónclave, relativizaron la aspereza del cordobés. "¿Eso dijo? Bueno, la verdad que en la reunión fue elíptico, más bien estuvo simpático", coincidieron un dirigente del SI y otro de Libres del Sur.

Juez y Sabbatella construyeron una relación cordial, cuando uno era intendente de Córdoba y el otro, de Morón. El conflicto rural y la estatización de las AFJP, entre otros episodios, los fueron separando políticamente. Juez promete ser un opositor acérrimo al oficialismo en el Senado. Sabbatella y su grupo, aunque opositores, podrían ser aliados eventuales del gobierno en el Congreso.

Sabbatella planteó ayer la necesidad de actuar "con urgencia" en el combate a la pobreza. El ministro le señaló que la agenda social iba a discutirse en el Consejo Económico Social. "Solicitamos que se nos convoque al Consejo Económico", señaló el ex intendente de Morón.

Jorge Ceballos, Humberto Tumini y la diputada Victoria Donda representaron a Libres del Sur. "Le dijimos al gobierno que se deben mantener las retenciones a la soja para los 3 mil productores más importantes. Nosotros no estamos de acuerdo con Martínez de Hoz", dijo Tumini, para tomar distancia de Juez, quien, se sabe, apoya los reclamos de la Mesa de Enlace.

Sabbatella había planteado antes la necesidad de impulsar una asignación universal por hijo, como medida urgente para paliar la pobreza. Para recaudar fondos al respecto, Nuevo Encuentro propuso "gravar la renta financiera".

Eduardo Macaluse (junto a Carlos Raimundi y María América González, integró la comitiva del SI) reclamó la baja "de las nuevas tarifas para gas y luz". También hizo referencia a la necesidad "echar luz al destino de los subsidios al transporte".

La también senadora electa por Córdoba, la periodista Norma Morandini, se quejó ante el ministro Randazzo por "la discrecionalidad" con que se distribuye la pauta publicitaria oficial y también se manifestó en contra de los lineamientos del anteproyecto gubernamental sobre radiodifusión.

Juez aprovechó la oportunidad para transmitirle a Randazzo un pedido de audiencia de parte del gobernador cordobés, Juan Schiaretti. El ministro respondió que Schiaretti está incluido en el diálogo con los gobernadores.

De la reunión también participaron el Partido Comunista (alineado con Sabbatella) y los diputados nacionales de Tierra del Fuego, aliados del SI en el Congreso. El gran ausente fue Fernando "Pino" Solanas, de viaje en el exterior. "Pino, cauteloso, está ojeando cómo va el diálogo", dijeron ayer.

Comentá la nota