El ex juez Julio César Roggiano fue condenado

El ex titular del Juzgado de Menores fue sentenciado a tres años de prisión, inhabilitación absoluta y multa. Había sido denunciado por los padres de un menor detenido, a quienes les exigió dinero para que recupere su libertad. También, fue condenada María del Carmen Leonardi, a la pena de dos años.
Ayer, durante la mañana, se conoció el fallo de la Sala segunda de la Cámara de Apelación en lo Penal de Santa Fe, que sentenció al ex juez de Menores de Santa Fe, Julio César Roggiano, a la pena de tres años de prisión en firme, inhabilitación absoluta perpetua y multa por la comisión de los delitos de exacciones ilegales agravadas y estafa.

Además, el fallo condenó a María del Carmen Leonardi a la pena de dos años en firme, como coautora de exacciones ilegales agravadas.

Esta resolución judicial es confirmatoria del fallo que dictara el juez de sentencia de la 5ª nominación; teniendo como fundamento jurídico, el proceso que con anterioridad había sido fallado por la segunda instancia de la Sala 1ª de la misma Cámara, conformada entonces por los doctores Rucci, Echauri y Villar, sentencia que fuera anulada oportunamente por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, aplicando el caso jurisprudencial que como precedente se conoce como el caso Fraticelli.

El juez Julio Roggiano fue detenido por orden de su par, el juez penal de instrucción Diego de la Torre, por el presunto delito de exigir una coima para que un menor pueda recuperar su libertad.

En aquel entonces, el presidente de la Corte Suprema de Justicia provincial, Rafael Gutiérrez, decidió el sumario administrativo y la suspensión provisoria en su cargo.

Roggiano fue denunciado por un pedido de coima de 2.500 pesos para liberar de su custodia a un menor detenido; De la Torre le ordenó a los agentes de Asuntos Internos que buscaran a los denunciantes y le marcaran los billetes que debían entregar.

Ese paso se cumplió durante los primeros días del mes de mayo de 2003 en pleno centro santafesino, luego de que el magistrado recibiera el dinero marcado. Roggiano fue detenido con los billetes señalados.

Los fundamentos de la condena

En el fallo condenatorio, uno de los miembros de la Cámara, el doctor Pedro Sobrero consideró: “Convengo en señalar que en la especie resulta imprescindible determinar fehacientemente que los hechos se encuentran acreditados y a partir de ello realizar la subsunción legal. Según mi observación, en algunos casos se reconstruye la relación de manera diferente y se acude a la doctrina y jurisprudencia para determinar los tipos penales posibles y luego pensar en la calificación legal. No es que se trate de fijar moldes para la construcción de la sentencia, aun cuando estoy convencido del beneficio del sistema que mencioné como imprescindible, sino de señalar su conveniencia en ciertos supuestos, como el que me ocupa, en el que el delincuente –se refiere al ex juez Roggiano– aprovechó sus funciones de juez para consumar el delito, lo que repugna a cualquiera y más a quienes dentro del Poder Judicial nos desempeñamos como tales y debemos decidir objetivamente dentro de los parámetros constitucionales que aseguran el debido proceso, liberados de la tentación de sancionar con mayor rigor al previsto en la Ley Penal para el delito correspondiente”.

Comentá la nota