EL EX JUEZ JORGE EN LA MIRA Auditoría reveló irregularidades en el Juzgado Nº 5

El ex juez Carlos Jorge quedó en la mira de la Justicia después que una auditoría detectara graves irregularidades en el funcionamiento del Juzgado de Instrucción Nº 5, que estuvo a su cargo entre los años 2000 y 2007.
A raíz de esto, el Superior Tribunal de Justicia le ordenó a la fiscal Alejandra Ongaro que investigue la posible comisión de un delito ya que por ejemplo había causas paralizadas durante años.

El martes 14 de octubre el presidente del STJ, Víctor Menéndez y la ministra Elvira Vázquez, a través de una resolución, aseguraron que “los informes, observaciones y conclusiones generales” de la auditoría que el máximo órgano judicial de la provincia ordenó en ese tribunal, “surgiría, en principio, la existencia de hechos que podrían constituir delitos de acción pública”.

Si bien los jueces no dan nombres todos apuntan al ex juez Jorge, hoy jubilado, porque estuvo al frente del juzgado investigado en los últimos años. El delito que se le podría llegar a imputar al ex juez es el de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Algunas de las conclusiones de la auditoría que derivó en el pedido de investigación son las siguientes:

- Se hallaron expedientes que tenían “períodos de más de dos años continuos sin la realización de ninguna diligencia”.

- Entre la mayoría de las causas en trámite de instrucción, se observó una falta de continuidad en el trámite del proceso. En ellas pudo constatarse “la existencia de períodos que van desde los seis meses a los cuatro años, en promedio, en los que se no se realizó ningún tipo de diligencia”.

- El “denominador común” de las causas correccionales (delitos menores con penas de hasta tres años) que estaban para fijarle fecha de debate era que permanecían en ese estado “por períodos que iban de ocho meses a tres años”. Al final, “en escasas oportunidades se fijaba fecha para la realización del debate o juicio oral”.

- Una “considerable” cantidad de causas correccionales registraba una demora que, en algunos casos, llegaba a ser de un año.

- En otras causas remitidas al juzgado por incompetencia pasaban de uno a tres años entre la fecha de ingreso hasta el dictado de la resolución de incompetencia.

- Se hallaron sumarios policiales sin ingresar al tribunal.

- La auditoría encontró causas paralizadas, desconociéndose el motivo de ello. A modo de ejemplo, “se encontraron causas con el decreto de clausura de la instrucción firmado y debidamente notificado (que datan de años atrás), sin remitirse al respectivo tribunal de juicio”.

Comentá la nota