El juez Herrera trabajó ayer para armar la imputación contra el ex intendente

El juez Gustavo Herrera y sus colaboradores se retiraron de Tribunales pasadas las 14.
Los tiempos para que Julio Fernando Alegre preste declaración indagatoria comenzaron a acortarse y en consecuencia la Justicia debe apurar su labor para terminar de confeccionar la imputación en su contra.

Por ese motivo es que en la mañana de ayer concurrieron al Juzgado del Crimen de Primera Nominación el titular del mismo, Gustavo Herrera; su secretario, Fernando Paradelo, y los tres instructores que están afectados a la causa municipalidad.

El objetivo primordial del equipo fue, según se supo, ordenar el material probatorio que secuestró la policía en distintos inmuebles allanados; el que llegó a través de pedidos de informes cursados a entidades bancarias y al municipio capitalino y las testimoniales que se habían incorporado, previo a los múltiples procedimientos que se concretaron el pasado fin de semana.

El trabajo se desarrolló sin interrupciones, pues el Palacio de Tribunales se encontraba ayer desierto por la adhesión del Poder Judicial provincial al asueto sanitario impulsado por el Gobierno de la Nación.

Situación procesal

Como el flujo informativo es abundante, fuentes cercanas a la investigación descartaron que en lo inmediato se dispusieran nuevas medidas o que se fuera a incrementar el número de imputados, pues lo primero es avanzar en cuanto a la situación procesal de Alegre, para después evaluar qué otras personas de su entorno podrían haber integrado la asociación ilícita en la que él aparece como jefe.

El haber fijado el martes como día de indagatoria no fue casual, pues en el Juzgado esperan que el lunes venidero ingresaren las respuestas de oficios que fueron diligenciadas a otras jurisdicciones, en particular, sobre la titularidad de valiosos inmuebles que serían parte del patrimonio del ex jefe comunal, en ciudades como Córdoba y la uruguaya Punta del Este.

Por último, trascendió que el magistrado descansará este fin de semana en cuanto a este caso, pero que al encontrarse como juez penal de feria deberá ocuparse de los hechos delictivos y de sangre que pudieran producirse. l

Comentá la nota