Juez y Giacomino se subieron al ring

Los dos dejaron el segundo plano y salieron a intercambiar golpes por el estado financiero de la Municipalidad.
La primera bomba estalló el pasado miércoles con una solicitada de la Municipalidad de Córdoba en los medios, en la que el actual intendente acusaba a su antecesor en el cargo de la debacle económica que sufre la ciudad. Este nuevo cruce entre Daniel Giacomino y Luis Juez tuvo el mismo día repercusiones a través de terceros, pero ayer ya salieron a cruzarse directamente los dos protagonistas.

Juez acusó a Giacomino de "pusilánime, cobarde, mendicante", dijo que "es igual que De la Rúa" y le recomendó que "empiece a gobernar" de una vez, en lugar de seguir repartiendo culpas. Giacomino, en tanto, le endilgó a líder del Frente Cívico tener "un pacto" con el líder del Suoem, Rubén Daniele, y de haber "quebrado" al municipio.

La Municipalidad intentó enmarcar el contenido de su solicitada, donde consignaban los elevados gastos en salarios y el nombramiento de más de cuatro mil empleados entre 2003 y 2007, en el proceso de ajuste que está encarando para encarrilar sus cuentas. Por eso el propio Giacomino evitó salir él a hablar del tema en primera instancia.

La misma actitud asumió Juez, quien, contrariando su locuacidad habitual, prefirió no contestar, hasta que rompió el silencio el miércoles en un programa de Canal 10. A partir de ahí, Juez y Giacomino no dejaron ayer micrófonos sin usar para descalificarse.

"Hace 20 meses que es intendente. El problema es que no sabe gobernar", reprochó Juez, tras ironizar que administrar Córdoba "no es manejar la fotocopiadora de la Franja Morada", en alusión al pasado de dirigente estudiantil de Giacomino. También le reprochó que "cada vez que hay un problema está en España, en Buenos Aires, nunca está acá. ¡Giacomino dedicate a gobernar! Alguien debería decirle: Giacomino, despertate".

Juez reivindicó su "relación maravillosa" con los trabajadores municipales" y dijo que no se "avergüenza" de haberles dado estabilidad laboral a miles de ellos. "Tomé muchos para no tercerizar servicios y a cada empleado que pasé a planta lo consulté con Giacomino", reiteró.

El candidato a senador nacional dijo que no necesita defender su gestión, porque esa evaluación ya la hicieron los cordobeses. "En 2007 sacamos en Capital el 52 por ciento de los votos", recordó.

Por su parte, el intendente señaló que en 2003 Germán Kammerath "dejó 7.100 empleados" municipales, y que luego Juez "subió tres mil empleados" pese a que en el medio hubo jubilaciones. "De esos 4.400 contratos, casi tres mil fueron hijos de empleados. Una gran parte fueron hijos de amigos de Daniele", insistió Giacomino.

Al respecto, consideró lógica la reacción del líder del Suoem. "Claro que Daniele defiende a Juez porque son socios, porque durante cuatro años gobernaron con un pacto y es muy difícil ahora romperlo", dijo, en referencia a la gestión 2003-2007, en la que él fue viceintendente.

Comentá la nota