El ex juez Fraticelli acusó a Reutemann por la condena en su contra

Dijo que cuando era gobernador, bajó la orden de resolver lo antes posible la investigación de la muerte de Natalia, para no tener en la provincia un caso como el de María Soledad Morales. Pedirá el jury contra el juez que lo condenó.
El ex juez de Rufino Carlos Fraticelli atribuyó el polémico proceso que desembocó en su condena por la muerte de su hija Natalia al "miedo de (el entonces gobernador, Carlos) Reutemann a tener un caso como el de María Soledad Morales". Y aseguró que en ese sentido, el Lole ordenó a las autoridades con influencia en el caso que lo resolvieran con la mayor celeridad posible. "No creo que haya obrado de mala fe, pero se asustó cuando vio la presión mediática", señaló.

Fraticelli y su ex esposa, Graciela Dieser, fueron absueltos el viernes por la Cámara Penal de Venado Tuerto, luego de haber pasado 6 años en prisión. En el fallo, cuatro camaristas consideran que los padres de Natalia fueron ajenos al deceso. Dos consideraron que la adolescente se suicidó ingiriendo 24 pastillas de Uxen Retard, pero otros dos se inclinaron por sostener que la chica fue asesinada, aunque entendieron que debían revocar la condena al matrimonio por falta de pruebas en su contra.

Desde entonces, Dieser guarda silencio, pero Fraticelli dedica su tiempo a atender a la prensa y prender el ventilador en contra de lo que define como "un complot" del aparato judicial, influido por la política.

El ex juez sabe que su caso hizo que la Corte de la Nación retara al Poder Judicial santafesino por funcionar avalando el prejuzgamiento, y dejó en ridículo a la Corte provincial. Por eso, hoy en diálogo con Radio Dos, dijo que "los ministros de la Corte santafesina deberían haber renunciado después del papelón". Aunque exceptuó a María Angélica Gastaldi –la única que aprobó su recurso de inconstitucionalidad, cuando Fraticelli planteó que los mismos jueces que lo habían condenado no podían luego resolver su apelación.

Por esa razón, Fraticelli está a favor del cambio del sistema penal que promueve el gobierno santafesino. "Todo lo que produce un cambio, produce un resentimiento. A estos jueces que se oponen los obliga a estudiar más, capacitarse más. Para un juez de instrucción era más fácil manejarse con el sistema escrito. El juez de instrucción tenía un poder como Dios. Y eso es lo que está bien que se termine", dijo.

El padre de la joven muerta el 20 de mayo de 2000 en Rufino alimentó sus sospechas sobre el interés político por liquidar su caso cuanto antes a los tres días del hallazgo de Natalia sin vida en su cuarto: "(El por entonces jefe de Unidad Regional VIII de Policía, Ricardo) Milicic me tomó declaración el 23 de mayo y me dijo que por orden del gobernador, el caso se debía resolver antes del 25 de mayo. Con ese criterio, mi ex mujer fue detenida el 24, y el procurador de la Corte, Jorge Bof, que había sido ministro de Gobierno de Reutemann, le dio instrucciones a la fiscal Graciela Mastrocésare para que resuelva antes de esa fecha", acusó Fraticelli.

El juez hilvanó la cadena de vínculos entre el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo de esos años. "El presidente de la Corte era Rafael Gutiérrez, primo de Reutemann. El ministro Roberto Falistocco había sido secretario de Justicia en esos gobiernos, y el procurador Bof fue ministro de Gobierno. En la Corte de la Nación no hay ningún pariente de los Kirchner. Por eso le pido al gobernador Hermes Binner que los ministros de esta Corte, cuando se vayan, se los reemplace por otros elegidos con total transparencia. Por ética, todos esos tipos deberían haberse ido", concluyó.

Fraticelli reiteró que "hasta mi cara de loco" influyó negativamente para terminar condenado, y acusó al juez de sentencia, Fernando Vidal, de haber incurrido en prevaricato, para lo cual pedirá a través de sus abogados un jury de enjuiciamiento para destituir al magistrado, igual que hicieron con él.

Así como disparó contra el juez que lo condenó, también repartió responsabilidades en el fallecido juez Carlos Risso, que lo investigó y procesó por el crimen de Natalia, y el fiscal Jorge Pozzi. "Los vi desde mi celda, en una cena en la alcaidía que hicieron para festejar mi condena. Estaban en aparente estado de ebriedad, vomitando y celebrando", soltó el ex juez.

Fraticelli aseguró que está evaluando la posibilidad de que se le restituya el cargo de juez en Rufino que ostentaba hasta la muerte de su hija, y anunció que en breve aparecerá un libro de su autoría.

Comentá la nota