El juez federal Hachiro Doi imputó al dirigente social Di Marco por los cortes de ruta en Montecarlo

El dirigente del Movimiento Social de Misiones debió presentarse el miércoles 6 ante el Juzgado Federal de Eldorado, en el marco de la causa que se le sigue al también referente del MSM Rubén Ortiz por presunta comisión del delito de "instigación al corte de ruta en concurso real".

Por esta imputación el juez Mario Hachiro Doi ordenó la detención, en febrero pasado de Ortiz, quien tras casi 24 horas recuperó la libertad y aguarda aún que se resuelva su situación procesal. La defensa pidió la nulidad de las actas y los anexos fotográficos y fílmicos presentados por Gendarmería.

La cédula judicial recibida por Carlos Di Marco, en la mañana del lunes no especificaba en calidad de que debía presentarse ante el Juzgado Federal de Eldorado. Recién en esa dependencia judicial se le informó que la declaración era en carácter de imputado y no de testigo, como suponía él, en la causa M 44 / 2009 instruida contra el también dirigente del Movimiento Social de Misiones, el docente Rubén Ortiz, detenido durante casi 24 horas, en febrero pasado, tras acompañar la protesta de tareferos de la zona que habían sido excluidos del subsidio del periodo de la inter-zafra. Roxana Rivas, abogada defensora, destacó "la gravedad de esta irregularidad porque toda notificación debe especificar con claridad el motivo y la condición del declarante para que éste pueda prever, en el caso que lo necesite, la presencia de un abogado".

Di Marco, quien se abstuvo de declarar, se mostró sorprendido por esta "incorrecta" notificación y lamentó "la arbitrariedad y perversidad con la que se maneja la justicia federal al criminalizar las metodologías de protesta para desviar la atención de los problemas estructurales que motivan los diferentes reclamos en toda la provincia".

"Me acusan de incitación a la violencia como si yo, o Rubén Ortiz fuésemos responsables del hambre que llevó a los tareferos a decidir en asamblea el corte de ruta, cansados de que los gobiernos municipal y provincial no los atiendan", destacó el colaborador el ex obispo Joaquín Piña.

La causa

Con la incorporación de Carlos Di Marco ya son dos los imputados en esta causa. El primero fue el docente Rubén Ortiz quien fuera detenido en febrero último y puesto en libertad hasta tanto el juez resuelva su situación procesal.

El expediente fue abierto a raíz de la presentación realizada por el jefe del Escuadrón 10 de Gendarmería de Montecarlo a la que se sumó una denuncia del ministro de Gobierno Jorge Franco. En la causa ya declararon 3 testigos, entre los que se incluye el Sub-alférez de Gendarmería Nacional Miguel Ángel Moreira, quien fue el encargado de labrar las actas de los cortes que sustentan las denuncias. Resta ahora una declaración testimonial más para que el juez decida la situación procesal tanto de Di Marco como de Ortiz.

En tanto la defensa resaltó que las actas de Gendarmería presentan "información contradictoria por lo que se pidió la nulidad de las mismas y también de los anexos fotográficos y fílmicos aportados por esta fuerza". Fueron observados además los testigos que firmaron las actas, quienes reconocieron en la declaración testimonial que "fueron invitados a suscribir las mismas aun sin haber presenciado los hechos que allí se relataban".

Comentá la nota