El Juez dispuso que la obra del E.N.R.E. puede continuar

Vecinos protestaron meses atrás ante el Concejo Deliberante. Expresaban que la relocalización de líneas de alta tensión de 132 KV produciría riesgos para la salud y el ambiente. Los ediles suspendieron los trabajos. TRANSBA –como empresa ejecutora- llevó al tema la Justicia y el Dr. Martínez determinó esta semana que el proyecto siga.
Esta semana, el Juez Federal Martín Martínez declaró que le asiste la razón al Ente Nacional Regulador de la Energía (E.N.R.E) en cuanto dispone la realización de la obra de cambio de traza de líneas de alta tensión 132 Kv San Nicolás – Villa Constitución y San Nicolás - Rosario Sur. El Magistrado aprobó la continuidad de los trabajos, aunque recomendó a las partes que "intenten arribar a acuerdos a los fines de paliar los efectos socioambientales que podrían derivarse".

El 25 de febrero de 2008 en una sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante aprobó mediante la ordenanza 7.237 un proyecto enviado por el Ejecutivo, que permitía a la empresa TRANSBA S.A. la ejecución de la obra "Cambio de traza de electroductos de 132 Kv San Nicolás - Villa Constitución y General Lagos -San Nicolás". Dado a la permanente movilización de vecinos autoconvocados de barrio Villa María y alrededores en contra de los trabajos argumentando riesgos para la salud y el ambiente, los ediles -por mayoría- suspendieron la obra por seis meses en la sesión del 11 de diciembre pasado mediante la normativa local 7.512. Ante la proximidad de vencimiento del plazo de suspensión establecido, el HCD dispuso este año, la ampliación del periodo previsto. Mientras, la causa judicial seguía su curso dado que TRANSBA como empresa ejecutora pidió al Juez una acción declarativa. Es decir, que el Dr. Martín Martínez debía determinar quien tenía razón: si E.N.R.E. que decía que la obra debía continuar o el Municipio, que determinó su suspensión.

Conclusiones

EL NORTE mantuvo una entrevista con el Juez Martín Martínez en la que argumentó lo dispuesto esta semana.

"Las conclusiones a las que arribé es que la obra pedida por el E.N.R.E. y autorizada por el Municipio, debe continuar porque es la única forma de alejar el peligro que representan las torres actualmente. Las líneas de alta tensión que están hoy, pasan sobre viviendas, barrios, incluso hay torres instaladas dentro de las viviendas. Las partes están de acuerdo. También las pericias técnicas coinciden en que la situación actual de la traza es un peligro inminente de electrocución".

Las nuevas trazas corresponden a las siguientes arterias: Avda. de los Constituyentes - Pte. Perón - Santiago del Estero, hasta calle Pringles (para la LAT San Nicolás - Villa Constitución); y Avda. Azopardo - Güemes - Avda. Falcón (para la LAT San Nicolás - General Lagos).

Salud y otros factores

Al ser consultado sobre si el trazado nuevo no representa riesgos para la salud de los vecinos, el Magistrado respondió: "Respecto de ese tema se han hecho mediciones, que indican que las radiaciones electromagnéticas están por debajo de los límites permitidos. La Organización Mundial de la Salud y la Organización Eléctrica Europea determinan como máximo 100 microteslas. A nivel nacional, la Secretaría de Energía los disminuye y los pone en 25, para mayor resguardo de la salud. Las obras en cuestión tienen entre 9 y 8".

El Dr. Martínez sumó: "Entiendo que la traza proyectada va a producir factores socioambientales adversos. A nadie le gusta que frente a su casa le pasen líneas de alta tensión, le coloquen columnas en sus veredas. Esto va a causar perjuicios como desvalorización de las propiedades, el aspecto estético del barrio se va a desvirtuar y el paisaje va a verse alterado. Por otro lado evalué que las actuales torres están pasando sobre viviendas y constituyen un real e inminente peligro. Ponderando estas dos circunstancias, quiero tutelar el derecho a la salud y a la vida de los actuales habitantes que se encuentran debajo de las torres. Eso es lo que ha incidido en la orientación de la protección".

Riesgos socioambientales

Sobre si determinó una indemnización por los riesgos socioambientales considerados en el marco de la nueva traza, respondió: "No. Entiendo los riesgos, e incluso otros perjuicios como que los particulares no van a poder construir en la zona hasta 15 metros como está permitido o incluso para vecinos que tengan marcapasos, que podrían verse alterados. Entiendo que son cuestiones que van a tener que solucionarse a otro nivel administrativo. No obstante que digo que debe continuarse con las obras, reconozco que hay efectos socioambientales que deben ser paliados a nivel administrativo. Llamo a las partes a que intenten llegar a un acuerdo respecto de eso".

En cuanto a la posibilidad de que las partes no arriben a un acuerdo y si deben ser los vecinos los que tendrán que accionar ante esa circunstancia, dijo: "No puedo adelantarme. Lógicamente podrían recurrir a otras vías, tendrían que asesorarse legalmente sobre qué es lo que podrían hacer".

Comentá la nota