Un juez dice que en la obra de los diques no hubo estafa

Era por un supuesto desvío de u$s40 millones. Sobreseyeron a representantes de AES y Panedile.
A horas de anunciarse el acuerdo por el dique Punta Negra, la Justicia penal declaró ayer libres de culpa y cargo a los representantes de las firmas AES y Panedile en la causa por presunto fraude -por unos 40 millones de dólares- contra el Estado en la construcción del complejo Hidroeléctrico Los Caracoles-Punta Negra hasta 2002. Según el juez Leopoldo Zavalla Pringles, "todas las entregas de dinero tienen soporte contractual" y las supuestas diferencias económicas entre los invertido y lo justificado por las empresas no responden a hechos delictivos. La resolución salió después de seis años de presentada la denuncia por diputados en la gestión de la Alianza y le pone fin, al menos, al proceso penal que tanta polvareda levantó en la provincia.

El fallo se conoció en horas de la tarde y alcanza al propietario de la empresa constructora Panedile, Hugo Dragonetti; y a Fabián de Achaval y Eduardo Mendl, ambos ex directivos de la empresa AES, la ex concesionaria operadora de la obra de los diques. El titular del Primer Juzgado de Instrucción dictó el sobreseimiento de los tres, por lo que quedaron totalmente desvinculados de la causa.

El proceso arrancó en noviembre del 2002, cuando una comisión de diputados encabezados por la radical Delia Pappano denunció que en lo que se había construido hasta ese momento -entre los gobiernos de Escobar y Avelín- se cometieron irregularidades y que parte del dinero había tenido un destino distinto al establecido. En ese entonces, un informe oficial revelaba que el faltante entre los construido y lo cobrado por las empresas ascendía a unos 40 millones de dólares.

La resolución de Zavalla Pringles objeta el informe y dice que si hay diferencias se deben a un tema contractual -tema a discutir en todo caso en el fuero Civil- y no a una maniobra "ardidosa" de los empresarios que implique un delito. Además, asegura que los fundamentos expuestos por los defensores, Rubén Pontoriero y Fernando Castro, "son consistentes y no surge voluntad de vulnerar el patrimonio".

Pero el magistrado citó otro elemento. El Tribunal de Cuentas no determinó si hay perjuicio fiscal y esa resolución, dice el juez, es fundamental para comprobar la existencia de un fraude contra el Estado.

El fallo puede ser apelado por el fiscal, pero fuentes calificadas adelantaron que no lo hará porque él mismo había pedido que se diera por cerrada la cuestión al no encontrar pruebas de un delito. Es decir, la causa pasará a archivo.

Hoy, con Los Caracoles ya terminado y con una larga historia de idas y vueltas por los diques (Ver Cronología), la resolución le abre un camino más claro al gobierno provincial en los próximos pasos por Punta Negra. Sencillamente, porque una de las más firmes candidatas para ejecutar la obra es Panedile, en UTE con Techint.

Fuentes calificadas aclararon que la resolución judicial no tiene incidencia en el dictamen que emitió el Tribunal de Cuentas, revelando que las empresas AES y Panedile justificaron obras por 105 millones de pesos menos que lo que pagó la provincia. En ese caso, y lo dice el mismo juez, todo queda sujeto al tribunal arbitral internacional que debe intervenir en caso de diferencias entre las partes.

Comentá la nota