Un juez designado por Cobos presidirá la Suprema Corte

Pérez Hualde es el ministro más joven y el último que se sumó al máximo tribunal. En el Gobierno aprueban la decisión.
Los ministros de la Suprema Corte de Justicia se adelantaron a los tiempos regulares y ayer eligieron como nuevo presidente a AlejandroPérez Hualde, justamente el ministro más joven y el último en sumarse al máximo tribunal. La decisión había sido consensuada en los últimos días y contó con el apoyo del presidente saliente, Jorge Nanclares, quien desistió de reelegirse por tercera vez.

Pérez Hualde fue propuesto para la Corte por el ex gobernador Julio Cobos y el Senado lo avaló. El hombre fue afiliado al radicalismo e incluso tuvo un paso por el gobierno de Roberto Iglesias. Tiene una reconocida trayectoria académica y es especialista en derecho administrativo por lo que, aseguran en Tribunales, conoce fielmente el funcionamiento del Estado.

La elección se realizó ayer sobre el mediodía. El adelantamiento se debió a que varios ministros debían viajar y para esa instancia es necesario que estén todos. Pero además, según aseguran, los jueces temían que la decisión se mediatizara antes de tiempo. Por eso optaron por "sorprender".

La decisión en la Corte se toma de manera abierta, con votos nominales. Así, Pérez Hualde sumó cuatro votos que provinieron del apoyo de Nanclares, Aída Kemelmajer, Carlos Böhm y de él mismo, quien se autovotó. Pedro Llorente recibió dos votos (el de Fernando Romano y el de Herman Salvini), mientras que Jorge Nanclares fue votado por Llorente.

A los que no les cayó bien la noticia es a los gremios estatales. Pérez Hualde fue uno de los ministros que argumentó y votó en contra de declarar inconstitucional el congelamiento de la antigüedad que reclamaban empleados del Estado provincial.Esa decisión le valió escraches de parte de algunos gremios en su ex estudio.

Renovación y continuidad

El presidente electo de la Corte se excusó de hablar hasta que asuma su cargo, el próximo 25. De igual manera, allegados al máximo tribunal interpretan la decisión como una "continuidad" de la gestión iniciada por Nanclares.Según explican, Pérez Hualde buscará profundizar algunos cambios iniciados, como los realizados en el fuero Civil y Comercial.

De hecho, Pérez Hualde elogia esos cambios y asegura que "Mendoza es líder" en esa iniciativa. Aseguran, incluso, que muchas de las iniciativas de Nanclares llegaron por sugerencia de Pérez Hualde, como el sistema de ingreso por concurso a la Justicia.

También le tocará seguir con el plan de reforma judicial iniciado entre el Gobierno y la Corte. Pero la relación con el Ejecutivo seguirá siendo uno de los temas centrales y obligados de la gestión. Entre otras cosas será parte de la renovación que se dará en el plantel de jueces, por el proceso de jubilación de magistrados que ya se inició.

Pérez Hualde asegura conocer a Celso Jaque desde antes de que sea gobernador y también dice tener una relación cordial con el Gobierno. Aunque también tiene claro que sus antecesores han tenido momentos traumáticos de los que difícilmente pueda escapar. "La designación la vemos positiva, creo que va a ser una continuidad en la impronta de renovación y modernización delPoder Judicial.Viene una etapa de mayor renovación y es importante", opinó Mario Adaro, ministro de Gobierno.

Celso Jaque y algunos de sus principales asesores habían sugerido que la conducción de la Corte debía renovarse desde el mismo momento en que asumía un nuevo gobierno. Y, según explican, Pérez Hualde es bien visto aun por el ala más dura del Ejecutivo.

Pérez Hualde llegó a la Corte en 2004 propuesto por Cobos, quien así se diferenció de Iglesias, que tenía otro candidato para cubrir la vacante. En ese momento, el juez supremo reconoció que no era amigo del hombre que lo había propuesto para el cargo, pero que sí se conocían profundamente. "Pensé siempre que él podía ser un buen gobernador", decía por entonces.

El nuevo presidente de la Corte fue abogado de la Cámara de la Construcción y también patrocinó a Cemppsa en el proyecto Potrerillos, consorcio que aún mantiene un conflicto con el Estado por la construcción del terraplén de seguridad de la presa.

Políticamente tuvo una ligazón con el radicalismo, pero antes de integrarse a la Corte se lo vinculó más con el mundo académico y profesional.De igual manera él asegura conocer el terreno político por el que se mueven los tres poderes.

Comentá la nota