Juez: “Cobos es una contradicción andante”

El ex intendente cuestionó al vicepresidente por ir a Jesús María junto a Schiaretti; también, su plan aliancista.

Luis Juez acusó al vicepresidente Julio Cobos de ser “una contradicción andante”. Pese a que su mayor virtud no es sostener una línea coherente (fue menemista, delasotista y kirchnerista), el ex intendente criticó al mendocino por aparecer junto a Juan Schiaretti en el acto de inauguración del Festival de Jesús María, el viernespasado.

Curiosamente, Juez había recibido a Cobos en noviembre pasado y en la conferencia de prensa que dio, posterior a la reunión entre ambos, destacó la “vocación de diálogo” del vicepresidente. Ahora, se irritó por esa misma vocación.

En declaraciones al diario Crítica, de Buenos Aires, le reclamó que renuncie a su cargo actual, porque, según entiende, desde allí “no puede construir oposición”. “Sigue siendo parte del Ejecutivo no puede construir usando esa chapa”, agregó.

Para Juez, Cobos “está sacándole jugo a la expectativa mediática que generó después de su voto no positivo”.

“Lo único que se le conoce en los últimos ocho meses es un voto no positivo. Ninguna otra conducta que permita semejante ambición de ser presidente de la Argentina”, siguió.

Un tipo que viene a Córdoba y se junta con Schiaretti, y además dice que en esta provincia el radicalismo debe ir solo, está claro que no puede estar construyendo

un proyecto alternativo opositor al kirchnerismo”, protestó. Juez advierte que su imagen no es la misma de antes, y que puede necesitar de la UCR para enfrentar con éxito las elecciones.

“Un proyecto político opositor requiere más trabajo que crear un candidato: implica juntar más allá de los nombres”, opinó. Para Juez, es preciso “hablar con Hermes Binner, con Elisa Carrió y con los radicales si se quiere construir un polo contra los intereses del puerto”.

Cumbre

Cobos, por su parte, desmintió ayer un encuentro con el líder de la UCR Gerardo Molares en Mar del Plata como lo indicaba una versión, aunque «no descartó que haya» una en un futuro; «no tengo límites para dialogar», expresó porque «es lo lógico de un gobierno democrático».

Evitó referirse a una posible candidatura en las próximas elecciones presidenciales y señaló como bueno «el proceso de diálogo que instaló la oposición» y señaló que deben ponerse de acuerdo en los temas a tratar y «dejar de lado las pertenencias partidarias».

Si bien consideró que este año «será complicado» aseguró que «hay una visión distinta que hace recapacitar a la dirigencia política y que veamos que pese a las diferencias podemos abordar algunos temas».

En este sentido, instó a «agotar todas las instancias para que las decisiones políticas tiendan a morigerar los efectos de la crisis financiera y eso se complica en un año electoral, por lo que toda la dirigencia tenemos que estar a la altura de las circunstancias».

Señaló que hay que «trabajar sin mezquindades en la solución de medidas, incluido el tema del campo, con una mesa de diálogo para que ayude a morigerar los efectos de la crisis».

Comentá la nota