Juez les cierra las puertas hasta a los radicales aliancistas

Dice que el tema está terminado. En la UCR, algunos amagan pasar. Buscan consenso.
Tajante, Luis Juez afirmó anoche que la decisión del Frente Cívico de no hacer una alianza con el radicalismo cordobés incluye también no llevar como candidatos a dirigentes radicales que, eventualmente, se abran del partido centenario. De tal modo, el líder del juecismo completó su alejamiento de la UCR, que había iniciado a primera hora de ayer cuando afirmó que daba por concluida toda posibilidad de hacer un frente electoral con el partido que presidente Mario Negri.

Luego de que el Frente Cívico anunciara su postura, los radicales quedaron envueltos en la confusión, entre el estado deliberativo para intentar armar una lista de unidad y las réplicas de los antialiancistas a Juez.

Ayer, las cosas se precipitaron desde la primera hora. A través de una carta, Juez notificó a Negri que consideraba agotado el plazo para armar un frente común. En la misiva, apuntó que la crisis y el adelanto electoral exigen actuar con premura. Pero que a pesar de ello, "las internas partidarias parecieran ser el tema de desvelo de algunos irresponsables. La historia no espera a quienes les queda grande. El clamor popular tampoco se detiene en devaneos personalistas", sostiene la carta.

La nota de Juez lamenta también "las conductas de algunos dirigentes (radicales) que parecieran sentirse más cómodos en los mullidos sillones de los despachos de (Carlos) Caserio, (Oscar) Parrilli, (Florencio) Randazzo o en los jardines de Olivos, que en una discusión abierta a la sociedad". La carta finaliza señalando que "el tiempo se acabó" para hacer la alianza y que "es evidente que los tiempos de la República no son los tiempos del comité". Aunque no dio nombres, su crítica central fue a Ramón Mestre y a "un puñado de intendentes" de la UCR. Dijo que éstos "viven de la bragueta de Unión por Córdoba".

La decisión de cerrar toda posibilidad de alianza fue adoptada por la mesa chica del juecismo el martes pasado. Juez admitió que Negri y el titular nacional del radicalismo, Gerardo Morales, "jugaron fuerte" por la alianza pero que lo hicieron a último momento, cuando ya era tarde.

Asimismo, descartó de plano incorporar a la lista frentista a dirigentes radicales que puedan apartarse de esa fuerza. Recordó que ya hizo esa experiencia en 2007 y no le fue útil.

Desde el oficialismo partidario trascendió que podría haber una ruptura en el partido, aunque voceros de esa corriente aclararon luego que Negri no se irá de la UCR por más disgustado que esté.

Luego, Negri difundió una declaración. "Por primera vez en la historia de la UCR de Córdoba se impidió que el Congreso Provincial resolviera la estrategia electoral", dijo al reprochar a sus adversarios internos que no permitieron la convocatoria al máximo cuerpo partidario. "Es mentira invocar falta de tiempo para discutir posibles entendimientos con la oposición", sostuvo.

Desde la vereda opuesta, Ramón Javier Mestre marcó distancias de Juez, al que acusó de tener "procedimientos de la vieja política". Recordó su pasado apoyo al kirchnerismo y dijo que no se le conoce ninguna propuesta para el país. Asimismo, reclamó que Morales respete al distrito Córdoba y enfatizó: "La mayoría de los radicales de esta provincia no queremos alianzas electorales irresponsables, y menos con ex peronistas".

Anoche a última hora, los referentes de los núcleos y varios intendentes de la UCR analizaban los pasos a seguir, caída la alianza. Es el último intento para llegar hoy a una lista de unidad. Esta tarde a las 20 vence el plazo para presentar listas para la interna del 26 de abril, en la que deben elegirse autoridades partidarias y los candidatos al Congreso de la Nación.

Comentá la nota