Juez Carlos María Miers: "Bajar o subir la edad de la imputabilidad es relativa"

Las problemáticas judiciales vinculadas con menores son de diversas índoles. Delincuencia, accidentes, abandonos, drogadicción, son causas tratadas por el Juzgado de Menores, el que se encuentra a cargo del Doctor Carlos María Miers
El mismo brindó una extensa entrevista en los estudios de Radio Uno 99.9, donde sostuvo explicaciones sobre causas de múltiples índoles en las cuales están relacionados menores.

Entre este y otros temas indicó: "También he tenido caso de madres que se acercan al juzgado diciendo que no los pueden tener.

Y se inscriben a los chicos en un registro de menores abandonados"

La realidad formoseña expone a menores que delinquen a diario, sobre este tema expresó: "El hecho de que el menor se involucre en un hecho en riña con la ley penal no deja de ser un menor en riesgo, el juzgado de menores resuelve la situación procesal del menor.

Supongamos que el menor queda declarado inimputable se informa a Minoridad y Familia para que solucione el problema puntual del chico".

Jurisdicción

Sobre los límites de la competencia de los Juzgados de Menores, el doctor Miers indicó: "Esencialmente a partir de la sanción de la Ley 2601 del año 2006, que derogara la Ley 10903 de Patronatos del Estado excluye la jurisdicción a los jueces de menores las cuestiones asistenciales. Los juzgados de menores no tienen jurisdicción en cuestiones asistenciales, pasan al poder administrador nacional, provincial, municipal".

Menores que delinquen

Al se consultado de qué pasa con el menor que delinque sostuvo: "En esos casos –ejemplificando el robo a mano armada-hay que distinguir si el menor es imputable o inimputable, ya que desde los 16 años el menor es imputable, pero la detención no va", se le instruye una causa judicial penal, pero el mismo no es detenido como un adulto: "Para la detención, la misma debe darse previa vista al asesor de menores, y si se dan ciertas circunstancias, como ordena nuestro Código de Procedimiento Penal para luego si ordenar la detención, es por ello que la detención no es automática.

Se lo puede retener al menor para hacer cesar el hecho negativo, pero es en la calidad de retenido", además aclaró: "Para ser imputable con 16 años, debe ser un delito penado con privación de la libertad por más de dos años".

Sobre cuál es el trabajo que compete al juzgado de menores expresó: "Lo que el juzgado de menores hace es resolver la situación procesal del menor. Si es imputable se lo incluye en un proceso penal hasta resolver la situación, lógicamente sin detención y sin detención preventiva –aclarando que no rige el sistema de prisión preventiva en materia de menores-".

Pero a pesar de que un menor pueda delinquir, no deja de ser un menor, es por ello que el Juez aclaró: "El hecho que el menor se involucre en una cuestión reñida con la ley penal no implica que no sea un menor en riesgo.

El juzgado de menores resuelve la situación procesal del menor, supongamos que el menor sea declarado inimputable se informa a Dirección de Minoridad y Familia para que adopte las medidas, para solucionar el problema puntual de ese chico, hasta ahí llega nuestra responsabilidad".

Comentá la nota