Juez cargó contra Jure por su acercamiento a los Kirchner

Dijo que la Mesa de los Cuatro "le traerá un gran dolor de cabeza" y agregó que "no se puede ser un felpudo de los Kirchner". También denunció que el ex presidente pactó con De la Sota y Schiaretti
Si bien di­jo que se­gui­rá res­pal­dan­do la so­cie­dad po­lí­ti­ca que tie­ne con el in­ten­den­te, Luis Juez car­gó ayer du­ro con­tra Juan Ju­re por su acer­ca­mien­to al kirch­ne­ris­mo a tra­vés de la Me­sa de los Cua­tro. "Eso le va a traer un gran do­lor de ca­be­za", di­jo pa­ra agre­gar: "No se pue­de ser un fel­pu­do de los Kirch­ner".

-¿Vuel­ve al rue­do po­lí­ti­co?

-Es­ta­mos a dos años de que la gen­te nos pue­da dar la po­si­bi­li­dad, si Dios y la Vir­gen nos acom­pa­ña, de que go­ber­ne­mos es­ta pro­vin­cia. Por eso, hay que em­pe­zar a or­ga­ni­zar­se de aba­jo pa­ra arri­ba.

-Por lo que di­ce, ra­ti­fi­ca su as­pi­ra­ción de ser can­di­da­to a go­ber­na­dor, ¿no?

-A eso lo va­mos a pe­lear a muer­te. Al­gún día los cor­do­be­ses se van a can­sar de vo­tar a los co­rrup­tos y ahí les to­ca­rá a los ho­nes­tos.

-¿Qué opi­na del reen­cuen­tro en­tre (Jo­sé Ma­nuel) De la So­ta y (Juan) Schia­ret­ti? ¿Hay un pac­to con los Kirch­ner?

-Son par­te del mis­mo cir­co. No se co­man los ama­gues de Schia­ret­ti. Él di­ce te­ner di­fe­ren­cias con el Go­bier­no na­cio­nal na­da más que pa­ra ver si pue­de con­se­guir al­gún re­cur­so. Son in­co­rre­gi­bles. Es­ta­mos vien­do có­mo De la So­ta y Schia­ret­ti, que en­tre ellos se re­ce­lan y se ma­tan en pri­va­do, hoy en pú­bli­co ter­mi­nan pac­tan­do con Kirch­ner por­que en de­fi­ni­ti­va son lo mis­mo. ¿Qué los une a Nés­tor, Cris­ti­na, De la So­ta y Schia­ret­ti? Las an­sias de po­der. La des­me­su­ra por la co­sa pú­bli­ca. Son dos ca­ras de una mis­ma mo­ne­da. Con­si­de­ro que Cór­do­ba y la Ar­gen­ti­na se me­re­cen un mo­de­lo dis­tin­to.

-¿Se ima­gi­na com­pi­tien­do con De la So­ta en el 2011?

-No veo que los cor­do­be­ses le pue­dan dar un cuar­to man­da­to a un go­bier­no que ha he­cho de la co­rrup­ción una ban­de­ra in­clau­di­ca­ble. Me ima­gi­no com­pi­tien­do y ga­nán­do­le a De la So­ta. Tam­bién con­tán­do­les a los cor­do­be­ses por qué Cór­do­ba tie­ne 15 mil mi­llo­nes de man­gos de deu­da, por qué hay que­bran­to en la Ca­ja, por qué te­ne­mos que vi­vir de ro­di­llas men­di­gan­do di­ne­ro que es pro­pio de Cór­do­ba an­te el Go­bier­no na­cio­nal y por qué Nés­tor y Cris­ti­na pue­den ve­nir a Cór­do­ba co­mo si fue­ran dos sul­ta­nes ára­bes que ba­jan a ver a sus súb­di­tos. A Cór­do­ba la va­cia­ron y la sa­quea­ron. Soy un con­ven­ci­do de que si en oc­tu­bre te­ne­mos la opor­tu­ni­dad de com­pe­tir, lo va­mos a ha­cer con el me­jor equi­po y con la me­jor pro­pues­ta.

-¿Qué opi­na del go­bier­no de (Juan) Ju­re? ¿Se man­tie­ne in­tac­ta la alian­za po­lí­ti­ca?

-No­so­tros va­mos a se­guir po­nién­do­le el hom­bro a la cons­truc­ción del pro­yec­to Más por Río Cuar­to (sic). Es más, si hoy le sa­cá­ra­mos el hom­bro los ve­ci­nos de Río Cuar­to ten­drían un gran pro­ble­ma. A pe­sar de to­das las trai­cio­nes y hu­mi­lla­cio­nes que nos ha he­cho el in­ten­den­te de Cór­do­ba (Da­niel Gia­co­mi­no), ca­da vez que ha ne­ce­si­ta­do un pro­yec­to no­so­tros le pu­si­mos el hom­bro. Así que lo mis­mo pen­sa­mos de Río Cuar­to.

Aho­ra, si me di­ce si es­ta­mos de acuer­do, le di­ría que hay mu­chas co­sas que hoy lle­va ade­lan­te el go­bier­no de la ciu­dad de Río Cuar­to que, la ver­dad, no son par­te de los sue­ños que en su mo­men­to com­par­ti­mos jun­tos con (Be­nig­no) Rins.

-¿Por ejem­plo?

-No­so­tros ha­blá­ba­mos de un go­bier­no más par­ti­ci­pa­ti­vo, más vin­cu­la­do con la gen­te, con cla­ra iden­ti­fi­ca­ción ideo­ló­gi­ca y pa­ra­do en­fren­te del po­der, de Schia­ret­ti y del go­bier­no mi­se­ra­ble y co­rrup­to de los Kirch­ner. A los go­ber­nan­tes sin dig­ni­dad, el pue­blo los ter­mi­na pa­san­do por en­ci­ma. Pe­ro, bue­no, yo ten­go por Juan un res­pe­to y un ca­ri­ño per­so­nal que se man­tie­ne a pe­sar de que hay co­sas que po­lí­ti­ca­men­te no com­par­ti­mos.

-¿Co­mo cuá­les?

-Jun­tar­se con lo peor de la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca de Cór­do­ba pa­ra ha­cer­nos creer que pue­den ad­mi­nis­trar un ban­co es un ac­to de men­ti­ra. La gen­te sa­be que es im­po­si­ble. Es na­da más que pa­ra de­cir que van a ad­mi­nis­trar fon­dos del Go­bier­no na­cio­nal pa­ra ver có­mo los re­par­ten. Jun­tar­se con (Car­los) Fel­pe­to, con Gia­co­mi­no y con una se­rie de in­ten­den­tes in­mos­tra­bles, yo creo que a Ju­re le va a traer un gran do­lor de ca­be­za. Creo que de­be­ría em­pe­zar a es­cu­char un po­co más a los di­ri­gen­tes que lo acom­pa­ñan.

-¿Por qué lo di­ce?

-Por­que a Ju­re le es­tá pa­san­do lo que le pa­só a Gia­co­mi­no. Uno no pue­de creér­se­la que por sí so­lo pue­de ha­cer las co­sas. Hay gen­te muy va­lio­sa en Río Cuar­to que hay que es­cu­char­la. Gia­co­mi­no de­jó de es­cu­char a la gen­te in­te­re­san­te de Cór­do­ba y hoy la ciu­dad es­tá su­mi­da en un gra­ve caos. Oja­lá Juan ten­ga la po­si­bi­li­dad de re­plan­tear es­to.

-¿En el 2012 se­gui­rán con la alian­za o irán con can­di­da­to pro­pio?

-Ya lo plan­tea­re­mos. Pe­ro es­tá cla­ro que no­so­tros va­mos a tra­ba­jar pa­ra cons­truir una di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca con la re­fe­ren­cia pro­pia del Fren­te Cí­vi­co. No­so­tros lle­va­mos dos ex­pe­rien­cias con el Fren­te Más por Río Cuar­to. Con el "To­ño" te­nía­mos di­fi­cul­ta­des pe­ro las char­lá­ba­mos ma­no a ma­no. Hoy se ha­ce muy di­fí­cil cuan­do un in­ten­den­te cree que pa­ra po­der go­ber­nar tie­ne que ser un fel­pu­do de Kirch­ner. No­so­tros es­ta­mos en con­tra de ese pro­yec­to na­cio­nal. Que­re­mos que se cons­tru­ya con fuer­te cri­te­rio de dig­ni­dad. Es mu­cho más fá­cil ex­pli­car­le a la gen­te que una obra no se pue­de ha­cer por­que no es­tán los re­cur­sos que, pa­ra con­se­guir­los, hu­mi­llar­se fren­te al que tie­ne la che­que­ra y re­par­te el di­ne­ro que es nues­tro. La con­duc­ta de mu­chos in­ten­den­tes que ter­mi­nan con­vir­tién­do­se en ge­nu­fle­xos del po­der cen­tral va a con­tra­pe­lo de lo que siem­pre plan­tea­mos.

-¿Qué opi­na so­bre la in­ves­ti­ga­ción por es­ta­fa que re­cae so­bre la Fun­da­ción Er­gon con­du­ci­da por el alon­sis­ta Mar­tín Ga­lle­ro?

-Nos con­ta­ron so­bre el te­ma. Pe­ro no­so­tros no po­de­mos res­pon­der por las con­duc­tas que tie­nen los di­ri­gen­tes en su ac­ti­vi­dad par­ti­cu­lar. La ho­no­ra­bi­li­dad, la de­cen­cia y la trans­pa­ren­cia se de­fien­den en la ca­lle sin fue­ro ni pri­vi­le­gios. Por eso le di­ji­mos a (Mi­guel) Or­tiz Pe­lle­gri­ni mu­cho gus­to y a de­fen­der­se en la ca­lle. No va­mos a ve­nir a de­fen­der una in­con­duc­ta de un ti­po por más que mi­li­te con no­so­tros. Que la ex­pli­que en su ac­ti­vi­dad pri­va­da. No­so­tros, a esas ma­te­rias, las he­mos ren­di­do con diez.

"Le vamos a ganar a De la Sota"

-¿Có­mo ve la Pro­vin­cia?

-Des­pués de on­ce años de des­ma­ne­jo co­mien­za a aflo­rar que el pro­ble­ma de la Ca­ja no se re­suel­ve con unos man­gos más que man­de el Go­bier­no na­cio­nal. Fue pa­té­ti­co es­cu­char­lo a Schia­ret­ti re­co­no­cer que Cór­do­ba tie­ne hoy un sis­te­ma pre­vi­sio­nal in­via­ble. Por eso, le va­mos a ga­nar a De la So­ta.

-Se di­ce que us­ted quie­re de­ses­ta­bi­li­zar al go­bier­no de Gia­co­mi­no. ¿Qué di­ce a es­to?

-No hay peor de­ses­ta­bi­li­za­dor de Gia­co­mi­no que él mis­mo.

-¿Cuan­do asu­ma co­mo se­na­dor na­cio­nal tra­ba­ja­rá pa­ra cam­biar la ley de me­dios?

-Lo ad­ver­ti­mos. Es­te Go­bier­no ha pul­ve­ri­za­do has­ta las bue­nas vo­lun­ta­des. La gen­te se pre­gun­ta hoy si vo­tó el 28 de ju­nio.

Comentá la nota