El jueves habrá una reunión clave para el cambio de horario

El presidente del Organismo de Control de Energía Eléctrica ratificó que el caso puntual de las ciudades turísticas bonaerenses será analizado con la Subsecretaría de Servicios Públicos.

"Vamos a reunirnos con los representantes de EDEA y todas las cooperativas que tienen que ver con la energía en la costa atlántica, desde San Clemente hasta Monte Hermoso y vamos a evaluar el tema" relató a LA CAPITAL Marcelo Sosa, presidente del Organismo de Control de Energía Eléctrica. El funcionario prefirió eludir precisiones sobre que el ahorro energético operado en años anteriores fuera suficiente para justificar el cambio.

"Tenemos hecho el estudio comparativo pero debemos ser cautos" se excusó y reiteró que "primero queremos ver qué posiciones hay durante la reunión del jueves y después expedirnos públicamente".

Sosa esbozó la misma respuesta al ser consultado sobre el otro aspecto considerado clave para definir la política bonaerense en la materia: si las cooperativas eléctricas estarán o no en condiciones de hacer frente a la demanda de energía durante la próxima temporada.

"Ese tema también se analizará en la reunión del jueves" se excusó aunque recordó que "hay cooperativas grandes como la de Pinamar que han tenido asistencia del Gobierno nacional con centrales nuevas y otras como Monte Hermoso que están en plena obra, con financiación provincial, para mejorar su abastecimiento".

Ratificaron la oposición

Ya no se trata de tarifas, sino de cambio horario. Ese es el nuevo desafío que encaran los operadores del sector turístico marplatense, ya que están en contra del adelantamiento de la hora que -según está previsto- decretará la Presidenta de la Nación en los próximos días.

En ese sentido, representantes del sector encabezados por el presidente del Emtur, Pablo Fernández, presentaron un documento la semana pasada pidiendo que quede sin efecto el adelantamiento horario.

La cuestión central para destrabar el tema, según reconocen los mismos empresarios, gira en torno a las cifras sobre el consumo de energía durante la temporada. Por eso, el secretario general de la Gobernación bonaerense, José Scioli, se comprometió a llevar al Gobierno nacional la carpeta con el pronunciamiento en contra del cambio de horario y los estudios que fundamentan esa postura.

Del documento que las entidades y los gremios hicieron público hace dos semanas, la gerente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG) con sede en Mar del Plata, Silvia Cerchiara, destacó los datos que proporcionó la distribuidora de energía EDEA: de allí se infiere que "incluso hubo un aumento de demanda de electricidad durante la última temporada. Somos conscientes del (necesario) ahorro, por eso queremos ver cuál es la situación real", señaló.

El argumento más fuerte que presentaron los representantes del sector turístico ante las autoridades provinciales fue la pérdida económica y laboral que sufrió el sector en las últimas vacaciones. Según señalaron el turismo tuvo pérdidas de entre el 30 y el 45 por ciento. "Se dejaron de vender 100 mil sweaters", ejemplificaron.

A contra corriente

LA PLATA (Corresponsalía) - A diferencia de los empresarios del sector, la representación gremial de los trabajadores gastronómicos negó que los empleados se perjudiquen por el adelantamiento de la hora. El secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, la Hotelería y los locales gastronómicos regional La Plata, Francisco Grasso, negó que la modificación pueda perjudicar a los trabajadores y a los dueños de los locales.

"A nosotros no nos perjudica", aseguró ayer a la radio oficial de la Provincia. El cambio de horario se "ha hecho durante muchos años y se hace en muchas partes del mundo. Es para ahorrar energía. No veo por qué nos tiene que perjudicar", expresó.

Grasso se mostró en total disidencia con la campaña que operadores y empresarios turísticos de la costa atlántica llevan a cabo para que no se concrete el adelantamiento de una hora, a partir del 18 de octubre. Así, "los propietarios gastan menos energía y pagan menos energía".

En cambio, el gremialista dijo que "lo que a nosotros nos perjudica que la gente no consuma porque no hay una justa distribución de la riqueza y cuando gran parte de los patrones no cumple con las leyes laborales".

Comentá la nota