Juecistas buscan bloquear boleto y proteger a dos ediles: Machado y Treber

Ediles que participan en la comisión de Transporte del Concejo Deliberante brindaron ayer una clase de mala praxis política, cuando se trataba el aumento de boleto impulsado por el gobierno municipal.

En medio del acalorado debate que expone fielmente las rupturas y celos políticos en el panjuecismo, hoy fragmentado en tres beligerantes pedazos (juecistas, vicentistas y giacoministas), sucedió un hecho fortuito, que dejó de serlo cuando se inmiscuyó la estéril picardía de sus mentores.

Con el fin de no confundir la descripción de los hechos con la línea editorial de este medio, primero se expondrá el suceso de manera abstracta, sin mencionar a los implicados. Posteriormente sí se contextualizará, como corresponde, para brindar una más completa información.

Aclaración. Lo expuesto podría ser confirmado, si hay buena fe, por todos los presentes en la comisión, simplemente porque fue notorio.

Abstracción

Una edil pensó en voz semibaja (audible en el silencio) la moción de pasar a archivo el proyecto de incremento del boleto. Luego, un ex compañero suyo, hoy jefe del bloque donde la mujer militaba, la escuchó y la miró mientras enarbolaba su oportunismo. Al instante, incentivó a otra concejala -compañera de la primera- a operativizar verbalmente la jugada. Finalmente, la autora mental de la idea retiró la moción, al escuchar como el resto del Concejo Deliberante solicitaba coherencia y seriedad. Además, no le daban los votos.

Contextualización

Laura Ortiz del Frente Progresista (vicentistas) pensó en voz semibaja (audible en el silencio) la moción de pasar a archivo el proyecto de incremento del boleto. Luego, Walter Nostrala, hoy jefe del juecista Frente Cívico, la escuchó y la miró mientras enarbolaba su oportunismo. Al instante incentivó a Marta Juárez -compañera de la primera- a operativizar verbalmente la payasada. Finalmente, Ortiz retiró la moción, al escuchar cómo el resto del Concejo Deliberante solicitaba coherencia y seriedad. Además, no le daban los votos.

Interpretación

En el marco del acuerdo entre Luis Juez y los ediles que le responden -más periféricamente también los que comanda Carlos Vicente- para impedir el aumento del cospel que daría un poco de aire a la gestión comunal de Daniel Giacomino, cualquier traba pergeñada por los concejales es efectuada sin análisis ni temor al ridículo. Esto fue lo que sucedió ayer. Los juecistas ahora se niegan a aumentar siquiera un centavo el cospel. Sin embargo, votaron en febrero de 2008 un boleto a 1,60 (hasta que literalmente llegó el turno de la \"s\" de Saravia en el listado de votación, que trabó el aumento). Esto significa que para todos ellos en los 20 meses transcurridos ha operado una deflación en el país. No se dijo en la reunión pero, por lo bajo, también se escuchó que archivar el boleto le ahorraría al juecismo tener que exponerse ante un hipotético apartamiento en la votación de dos ediles que son acreedores de los juicios contra la Tamse: Fernando Machado y Graciela Treber.

Comentá la nota