El juecismo llamará a consulta popular

Presentará la iniciativa en el Concejo Deliberante. Se votará por Sí o No a la venta de la Casa de Gobierno y del Pizzurno.
El Frente Cívico y Social dio un nuevo paso en su oposición al proyecto del Gobierno provincial de vender la Casa de Gobierno y el ex instituto Pablo Pizzurno para financiar la construcción de un centro cívico: presentará en el Concejo Deliberante un proyecto para realizar una consulta popular por el Sí o el No a la iniciativa provincial; y, por cierto, promoverá el voto en contra. Se trata de una consulta no vinculante y restringida a la Capital.

La decisión del bloque juecista fue adoptada ayer luego de una extensa reunión con vecinalistas, dirigentes estudiantiles y representantes de ONG, ante quienes los ediles del Frente Cívico fundamentaron su rechazo al proyecto del gobernador Juan Schiaretti.

La iniciativa por la consulta fue redactada por Fernando Machado, concejal de origen radical que integra el bloque juecista, y será firmado en los próximos días por sus compañeros de bancada (hay una mayoría asegurada); la idea es presentarlo el 2 de febrero en el marco de las sesiones extraordinarias del Concejo. Y se fija el 22 de febrero como fecha de la votación.

La pregunta que se plantea para la consulta popular es ésta: "¿Está usted de acuerdo con la venta a privados de los predios en que se asientan los edificios de la Casa de Gobierno y el ex Hogar Escuela Pablo Pizzurno, y permitir que en ellos se admita la edificación en altura?"

En los fundamentos del proyecto de ordenanza se sostiene que se debe defender el patrimonio de los cordobeses y que debe ser la misma gente la que fije políticas de Estado

De este modo, el Frente Cívico intenta acorralar al Gobierno provincial, luego de acusarlo de apurar un proyecto manejado en secreto, y lanzar la sospecha de que es un negocio.

Días atrás, al oponerse a la propuesta de Schiaretti, el líder frentista Luis Juez había reclamado que se hiciera una consulta popular en toda la provincia. Desde la Casa de las Tejas le contestaron con ironía que las consultas promovidas por el juecismo "terminan en Tiendas Mechy" (ver El antecedente...)

La iniciativa del Frente Cívico no fue bien recibida por los jefes de bancada de otras fuerzas, que la consideran innecesaria y una maniobra política.

Apoyo. Antes de difundir la propuesta de la consulta popular, varios ediles frentistas analizaron el tema en una larga reunión con vecinalistas, dirigentes estudiantiles de la Universidad Nacional (UNC) y de varias ONG.

En la reunión, realizada al mediodía en el Concejo Deliberante, los concejales transmitieron su postura ante la iniciativa de la Provincia: no modificarán la ordenanza y el patrón fijado para el uso del suelo en los predios de las Tejas y del Pizzurno; son áreas institucionales y no se habilitarán para que, si son vendidas, allí se construyan edificios de altura. De tal modo, se torna inviable el proyecto del Gobierno justicialista tal como fue concebido y presentado.

La posición de los ediles fue compartida por los participantes en la reunión, en su mayoría vecinalistas. Enrique Barreto, presidente de la mesa coordinadora de centros vecinales, expresó su desacuerdo con el plan de enajenación de esos inmuebles.

Dijo que si la Provincia se desprende de los mismos, "deberían volver a cumplir la función social original" que tenían.

Carlos Morales, consiliario de la UNC por Arquitectura y del juecista Frente Cívico y Social Universitario, sostuvo que si la actual Casa de Gobierno deja de ser tal, esas instalaciones deberían pasar a la Universidad para ampliar la oferta educativa. Planteó la conveniencia de "que intervenga el Gobierno nacional" para lograr ese fin.

El viernes de la próxima semana habrá otra reunión y podría promoverse una multisectorial para darle más fuerza y organización al reclamo

Comentá la nota