Juecismo hace paro en el Concejo Beligerante

Ninguno de los ocho ediles del Frente Cívico Residual (FCR) se hicieron presentes en la última sesión de la comisión de Labor Parlamentaria del Concejo Deliberante.
Dicho cuerpo, que funciona los miércoles, es el ámbito de discusión donde se tejen todos los acuerdos preparatorios para las sesiones ordinaria, que se realizan el día siguiente.

¿El motivo de la chupina? La interna.

El FCR tomó la medida de fuerza en señal de protesta contra la decisión del viceintendente Carlos Vicente de echar al alto operador juecista, Marcelo Cáseres.

Como ya se viene observando, luego de la libanización del panjuecismo quedaron como resultados tres subproductos legislativos, que ahora están en guerra por la distribución de dichos puestos políticos.

Otra arista del conflicto es el recrudecimiento de hostilidades entre las cinco vicentistas y su ocho ex compañeros, aun enrolados en el Frente Cívico.

En ese sentido, la huelga también es una manera de boicotear a Laura Ortiz, presidente provisorio del Concejo Deliberante y enrolada en el bloque que responde al viceintendente.

Aunque la votaron dos veces (la eligieron en 2007 ratificándola en 2008), ahora sus ex camaradas le achacan incapacidad de dirigir el cuerpo legislativo, cuando le toca reemplazar a su mentor político.

En síntesis, desde que el Frente Cívico se partió, el Concejo Deliberante pasó de ser un ámbito de discusión a ser el campo de batalla en el que se disputa la interna del Frente Cívico.

Un ejemplo (como cada jueves) fue la sesión ordinaria de ayer. El FCR - que no acordó ninguna cuestión por haber faltado a Labor Parlamentaria- quiso imponer un pedido de preferencia, para tratar el convenio por el que Provincia se compromete ante la Municipalidad a ejecutar obras viales para la ampliación de la Terminal de Omnibus.

Como el resto de los bloques no aprobó la moción, el concejal Fernando Machado (FCR) adoptó un rol insistente para intentar dar marcha atrás con la lluvia de votos en contra. Al ver la densidad del edil, Carlos Vicente, que presidía la sesión, salió con los tapones de punta: "Concejal Machado, yo soy la autoridad de este cuerpo hasta diciembre de 2011".

Naturalmente, esa reacción nunca podría haber ocurrido hace poco tiempo atrás.

Comentá la nota